Demuelen segundo piso de vivienda considerada «peligro público»

0
12

5Con satisfacción ayer  los vecinos de calle Galvarino de El Llano de Coquimbo constataron que tras varios años de  preocupación por un posible derrumbe, personal del Departamento de Operaciones y de la Dirección de Aseo y Ornato del municipio local, procedieron a demoler el segundo piso de una propiedad signada con el  número 87  que amenazaba con caer de un momento a otro.

La labor también incluyó la remoción de la madera apolillada de la estructura con maquinaria que facilitó la remoción inmediata de los escombros.

Carmen Marín, presidenta de la  Junta de vecinos número 10 Llano Virgilio, felicitó a la municipalidad por  las faenas, ya que por años la casa de calle Galvarino número 87 representaba un «peligro  público» como la calificó  cuando  expuso el caso a Diario LA REGIÓN  en nota publicada a inicios de año.

«Le damos las gracias a nuestra autoridad por esta solución a este problema que teníamos desde hace como 8 años  y por eso estamos agradecidos del alcalde Cristian Galleguillos, por haber dado la orden de demolición y a este diario que nos escuchó y dio a conocer este tema, y ahora todos los vecinos están muy contentos, en especial la vecina que vive al lado que es una adulta mayor, a la que  podía pasarle algo grave si el segundo piso hubiera caído hacia su casa o sobre alguna persona que pasaba por allí».

La dirigente recordó que la casa es de propiedad de  una persona  que no podía asumir el costo de las faenas de demolición, aun cuando había dado autorización a la municipalidad para tal efecto.

Robo en sede

La presidenta de la junta vecinal informó que durante el fin de semana «amigos de lo ajeno» ingresaron a la sede social de calle Galvarino número 350 desde la que sustrajeron objetos de valor incluida una silla de ruedas.

«Descubrimos el robo el lunes pasado y esto pudo ser entre sábado y domingo en que sacaron la silla, que fue lo principal y tenemos sospechas que no es alguien de afuera sino que es alguien que conoce cómo funcionamos y no es primera vez que nos roban, por eso ya informamos a Carabineros y a la Policía de Investigaciones».

La presidenta explicó que la silla era una donación conseguida con mucho esfuerzo y que sería entregada a algún habitante del sector de escasos recursos que la podría necesitar, motivo por el que pidió a cualquier persona que tenga información del paradero de la especie que lo informe a  las autoridades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre