Después de un año y nueve meses presos, dejan en libertad a jóvenes por robo en Caleta San Pedro

0
202

Todo ocurrió en el año 2016, un 30 de diciembre. Bastián Vega (19) y Maximiliano Barrera (20) fueron detenidos, con horas de diferencia, en Caleta de Hornos y Las Compañías, respectivamente. Ambos fueron acusados de robo con violencia a un domicilio y hasta ayer estaban en prisión preventiva en la cárcel de Huchalalume.

Sandra La Paz, madre de Maximiliano Barrera, recuerda que «entraron sin orden, preguntando si conocíamos a un Maximiliano, nosotros quedamos extrañados por hace rato que no vivía con nosotros, vivía con mi papá en Caleta San Pedro, registraron la casa completa no sé qué buscaban, y dijeron que esta persona lo buscaban por una riña y que tenía que ir a declarar».
Después la policía se va a Caleta San Pedro, a la casa a su padre, y dijo que «por teléfono, mi papá le decía a mi hijo que la PDI lo andaba buscando y que por favor le diera la dirección, porque mi papito como era viejito, no se sabía la dirección de la polola de mi hijo, y le dice que no ha hecho nada y que vengan a Las Compañías».

«Llegaron a Las Compañías y se lo llevaron detenido» agregó Sandra.
El motivo de la detención, según relata la madre, fue por una pelea, como le comentaron de la PDI, nunca se habló de un robo, «había una escopeta y mi hijo en ningún momento la tocó, había un efectivo de la PDI que le decía que se ‘cargara’ que asumiera la culpa y mi hijo decía que él no era» recuerda.
Sandra, que no abandonó nunca su lucha, golpeó puertas, habló con autoridades, abogados, incluso un día protagonizó una marcha por las calles de La Serena, porque estaba convencida que su hijo era inocente.

En abril de este año, el juzgado de Garantía les decretó la libertad condicional con una caución correspondiente a $1.000.000. Los familiares con bingos, rifas y distintos aportes lograron juntar el dinero, fue cancelado. Los jóvenes salieron en libertad, pero por «causas que no se pueden entender» volvieron a prisión preventiva hasta ayer.

Según confirmó a LA REGIÓN Ana Mendieta, madre de Bastián, ayer ambos jóvenes fueron dejados en libertad al no poder comprobarse los delitos. A las 13:00 horas luego de algunos trámites administrativos, dejaron la cárcel de Huachalalume. La madre del joven no descartó presentar alguna acción judicial en contra del Estado, principalmente por el tiempo en que estuvieron en prisión preventiva y «nadie hizo nada».

La causas de la libertad, según Tatiana Barrientos, abogada de la Defensoría Penal Pública, es que «él no tiene antecedentes penales como adulto, tuvo unas causas en Responsabilidad Penal Adolecente, pero como adulto sigue limpio».

Según relata «desde agosto, cuando asumí se han hecho una serie de diligencias para poder acreditar la versión de mi representando, nosotros hicimos un peritaje de investigación, con un perito propio en donde ocurrieron los hechos y donde según mi representado se encontraba, que es bastante lejos del lugar de los hechos, además declararon testigos de la defensa en Fiscalía».

Otra diligencia que pidió la defensa fue que se pidió el celular del imputado y una triangulación de llamadas, «porque justo el día de los hechos, un poco antes de la ocurrencia y hasta media hora después, mi representado estaba conversando con otra persona y con la triangulación podría situarlo en el sector de Las Compañías, que queda distante de Caleta Hornos, donde ocurrió el delito» detalló la jurista.
La familia se mostró satisfecha y esperanzada que esta resolución del juzgado sea definitiva y tratar de olvidar estos años oscuros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre