Dos miradas a la Reforma Laboral

0
97

El Presidente Sebastián Piñera firmó este jueves, para su envío al Congreso, el segundo proyecto en el marco de la reforma laboral, tras el de modernización del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence). Se trata del proyecto de ley de modernización laboral para la conciliación del trabajo, la familia y la inclusión, iniciativa que permite acordar jornadas de trabajo adaptables a las distintas realidades y necesidades de los trabajadores.
Al respecto surgieron algunas dudas, principalmente en la forma en cómo se debería llevar a la práctica esta reforma laboral, en este sentido, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, en entrevista con LA REGIÓN explicó que es un proyecto de modernización laboral que busca conciliar el trabajo, la vida familiar y un enfoque en la inclusión.

«Este ya se venía trabajando hace bastante tiempo, recordemos que el año pasado se conformaron mesas de expertos, en las cuales estaban involucrados personeros del mundo académico y empresarial, también se convocó a multisindicales a participar en una discusión de lo que sería la modernización laboral», agregó Villaobos.

El seremi comentó que el Código del Trabajo, que ya tiene bastantes años, «supo responder bien a lo que era el mercado laboral de aquellos tiempos, pero ese mercado va evolucionando constantemente, hoy en día hay nuevas formas de trabajo, y todo esto debe ser abordado a través de un proyecto moderno, que responda a las necesidades actuales del mercado laboral».

De acuerdo a lo explicado por el seremi del Trabajo, este nuevo proyecto tiene tres ejes fundamentales, el primero son jornadas laborales adaptables, «para tener una mejor calidad de vida, que se pueda conciliar de buena manera el trabajo con la vida familiar».
«El segundo eje son nuevas normas para los empleos del siglo XXI, hay una gran cantidad de trabajos nuevos que se están generando y no están abordados por el Código del Trabajo, y muchas personas que se dedican a este tipo de labores lo hacen de manera informal, sin ningún tipo de seguridad social, por lo que era necesario abordarlo», agregó.

El tercer punto fundamental consiste en un mundo laboral inclusivo, que abra oportunidades para todos, «me refiero a modificar algunas normas o perfeccionar una buena ley, como es la de Inclusión Laboral, pero que puede ser mejorada con nuevas normas, establecer nuevas medidas para potenciar el tema de género para la participación laboral femenina».

Consultado respecto a quien aplicaría la reforma, la autoridad aclaró que es una reforma al Código del Trabajo en general, en las que habrá normas que podrán ser utilizadas por cualquier trabajador y algunas más específicas que no podrán ser aplicadas en todos los trabajadores.

El punto más llamativo de esta reforma es poder distribuir la jornada de trabajo en 4 días, con 3 de descanso, pero el seremi enfatiza en que hay otras normas, y que son que se puedan acordar entre empleador y trabajador jornadas mensuales de 180 horas, pero que no necesariamente tengan que ser distribuidas de igual forma todas las semanas.
«Se podría pactar que una semana ese trabajador labore 4 días y descanse 3, la semana siguiente trabaja 5 días y descansa dos… van a poder pactar para que los trabajadores sean dueños de su tiempo», agregó.

Además, el proyecto se hace cargo de los desafíos tecnológicos y la automatización del sigo XXI. La iniciativa establece que este cambio debe estar acompañado de la formalización de servicios que actualmente se realizan de manera informal, sin protección, y en condiciones de precariedad tanto laboral como social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre