El tsunami de 2015 destruyó negocios, talleres, casas, Teletón, pero no el espíritu coquimbano

0
104

Este domingo se cumple un nuevo aniversario de aquel terremoto y tsunami que azoló todo un barrio en el sector costero de Coquimbo.

Ese día 16 de septiembre, el alcalde y otras autoridades estaban a punto de cortar la cinta tricolor para dar por inaugurada la Pampilla… Ahí no pasó nada, salvo el susto. En el mismo lugar sesionó el Comité de Emergencia…

De ahí en adelante la historia es conocida. Cortes de luz, un caos en las carreteras… y al día siguiente un dantesco cuadro en frente al muelle y en el barrio Baquedano.

Barcos pesqueros formaban verdaderas torres, buses volcados en medio de las calles, en la Teletón flotaban contenedores marítimos traídos de algun lado por el mar…

Pero nada de lamentaciones. De manera inmediata los coquimbanos pusieron manos a la obra de despeje. La solidaridad afloraba por todas partes. Militares, carabineros, marinos… Universitarios, venidos de distintas partes del país, ayudaron a despejar. Muchos casi no percibieron la magnitud de los daños dejados por el sismo y posterior tsunami. Esa noche hubo que abandonar la zona costera y algunas personas no volvieron sino hasta días después.

El barrio Baquedano es de talleres y negocios pequeños. Prácticamente todos fueron afectados.

 

 

UN CASO

 

La Hojalatería M – S se encontraba dentro de los centenares de hogares y locales afectados.

La propietaria de este pequeño negocio, María Seguel, vio cómo la naturaleza le impuso una dura prueba, la que debía superar si quería sacar adelante a su familia, como también a la de sus trabajadores. Fue así que «con harto esfuerzo» y mucha ayuda logró salir adelante y recuperarse, poniendo nuevamente en pie su local y, recientemente, abriendo una sucursal en La Serena.

Entre los organismos que le han apoyado en esta recuperación se encuentra el Centro de Desarrollo de Negocios La Serena de Sercotec, institución que le ha apoyado en diferentes materias, tales como el desarrollo de un plan de negocios junto a estudiantes de la UCN y la entrega de contactos con proveedores de Santiago que le han permitido bajar sus costos. Además, se le asesoró en la postulación al Programa MejoraNegocios de Sercotec que le permitirán tener su propio sitio web y la realización de campañas de marketing digital.

Hojalatería M – S se dedica principalmente a la fabricación e instalación de campanas de cocina o de quinchos, protectores de cilindros de gas, caballetes eólicos y tuberías, entre otros muchos productos hechos con lata. En su inicio comenzó con sólo dos personas, hoy ya son 6 quienes trabajan en esta pequeña empresa. «Con este nuevo local podemos darle más trabajo a gente que lo necesita y también nos damos más a conocer, porque a La Serena llega gente de todos lados», señaló María Seguel.

De la tragedia ocurrida en septiembre de 2015 recuerda que «fue harta la pérdida, fue difícil, ya que uno se pone a pensar que tiene a gente trabajando, pero al ver que no estaba todo perdido sabíamos que podíamos levantarnos». Además agradece la ayuda que recibió por parte de sus clientes y de organismos gubernamentales como Sercotec.

Quienes estén interesados en conocer la oferta de Hojalatería M – S pueden visitar sus locales ubicados en Baquedano 618, en Coquimbo, o en Balmaceda 4540.

Con el apoyo del Centro de Desarrollo de Negocios La Serena de Sercotec, una pequeña empresaria del sector Baquedano, en Coquimbo, no sólo ha logrado mantener su local, sino que también abrir una sucursal y crear nuevos puestos de trabajo.

En la tarde del 16 de septiembre de 2015 muchas cosas cambiaron drásticamente para miles de personas del sector Baquedano, en Coquimbo, quienes luego de uno de los terremotos más intensos que se hayan registrado en la región, fueron víctimas de un tsunami que golpeó con fuerza, destruyendo décadas de trabajo y de sueños. En algunos lugares, la inundación llegó hasta los 7 metros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre