“Eliminar el Binominal representa un momento histórico para la democracia chilena”

0
9

6La senadora Adriana Muñoz señaló durante su intervención en el debate de la reforma que elimina el sistema Binominal, que este fue diseñado como parte de diversas amarras constitucionales orientadas a evitar modificaciones sustantivas al modelo económico social implantado por la Dictadura y recalcó que “constituyó un factor de exclusión que afecta la pluralidad y representatividad del Parlamento, sin embargo no es la única distorsión, las particularidades del sistema caracterizados en una fuerte incidencia de las cúpulas políticas en la designación de candidatos, escaso número de postulantes y umbrales elevados de elegibilidad han dificultados aún más la incorporación del mujeres al Parlamento”.

Asimismo la legisladora enfatizó que “si existe una grosera distorsión de la representación popular, esta es la casi invisible presencia de mujeres en el Parlamento”.

Agregó que “hoy, pese a conformar un 53% del electorado y constituir algo que nadie puede negar, la mitad de la humanidad, sólo entre el 15% o 16% de los legisladores en este parlamento somos mujeres. Muy por debajo del promedio latino americano y mundial”.

Sobre este punto la congresista enfatizó que los esfuerzos deberían estar orientados a definir un mecanismo sustentado en “la participación efectiva de las mujeres, reduciendo las trabas y obstáculos que hoy día enfrentan, uno de los cuales son las primarias; elección efectiva de las mujeres al Parlamento, no solo como un número para cumplir con la cuota y finalmente la territorialidad: candidaturas de mujeres distribuidas en todo el territorio para garantizar elegibilidad”.

Asimismo la senadora destacó que “en el marco del cambio al Sistema Binominal el Gobierno ha buscado impulsar, también, un mejoramiento en la participación de la mujer en el Poder Legislativo a través de un sistema de cuotas recogiendo precedentes a nivel internacional como también propuestas de reformas legales presentadas desde hace largos años en nuestro Parlamento. Esta iniciativa ha llegado a ser debatida y aprobada ya en la Cámara de Diputados, solo por decisión de la Presidenta Michelle Bachelet. Iniciativas anteriores fueron siempre rechazadas por nuestro Parlamento”.

A renglón seguido Muñoz explicó que “este proyecto propone dos estímulos a la participación de las mujeres: primero, la creación de una cuota mínima de postulantes de un mismo género, evitando que cualquiera de ellos disponga de un porcentaje mayor al 60% de sus postulantes a la Cámara de Diputados y al Senado. Esta norma se propone como transitoria abdicable a las elecciones parlamentarias del 2017, 2021, 2025 y 2029”.

El otro mecanismo, según la parlamentaria sería la incorporación en estos procesos electorales dos estímulos económicos a saber: devoluciones adicionales para las candidatas y premio a los partidos por candidatas electasy añadió que “considero en mi opinión, Primarias y Cuotas muestran una fuerte tensión entre 2 principios: la inclusión y la legitimidad de las candidaturas, razón por la cual mi opción es por la inclusión de muchas mujeres candidatas al Parlamento”.

Actualmente en América Latina y el Caribe, las parlamentarias llegan en promedio al 23%, destacando los casos de Argentina, Nicaragua y Costa Rica que tiene entre un 35% y 40% de representación, mientras que a nivel internacional, la delantera la llevan los países nórdicos con un 43%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre