Empleados fiscales preparan movilizaciones ante falta de resultados por reajuste del sector público

0
7

huelSin avances venció el viernes el plazo autoimpuesto por la Mesa de Negociación Colectiva del Sector Público para alcanzar un acuerdo con el gobierno con respecto al reajuste de salarios para los empleados fiscales de todo el país. Lo anterior abre la puerta al inicio de movilizaciones.
Así lo indicó la presidenta regional de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Clara Olivares, quien además es la vocera local de la Mesa del Sector Público, instancia que reúne a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la ANEF y otras 14 entidades gremiales de los ámbitos de municipios, salud pública, universidades, entre otros.
Según la dirigente, las negociaciones están en punto muerto e incluso el viernes se suspendió una reunión de la mesa con los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y de Trabajo, Ximena Rincón. El diálogo se retomará hoy a las 11:00 horas, en la sede del Ministerio de Hacienda, en Santiago. De no haber resultados, “tendríamos movilizaciones la próxima semana, lo más probable un paro”, sostuvo Olivares.
El viernes los dirigentes locales del sector público concurrieron hasta la Intendencia Regional, en La Serena, para depositar una carta dirigida al intendente Claudio Ibáñez, expresando el descontento del sector contra la administración de la Presidenta Michelle Bachelet, por otorgar ésta un reajuste inferior a la inflación proyectada para el año 2015, cuestión que supondría un detrimento en los ingresos reales de los trabajadores.
“La carta expresa el malestar y la preocupación por el bajo reajuste ofrecido por el gobierno, que ni siquiera da cuenta del IPC (Índice de Precios al Consumidor)”, indicó Olivares.
Además, dijo, la misiva contiene referencias a “problemas locales como el no pago de las cotizaciones y cobros a los funcionarios de la Corporación Municipal (Gabriel González Videla) de La Serena. (También) le pedimos que se respete la jornada laboral de lunes a viernes y se terminen las jornadas en días sábados, que ya se han hecho ordinarias por la constante realización de actividades gobierno en terreno”.
Asimismo, la carta condena la “agresividad en el lenguaje de las autoridades del nivel central” frente a la paralización del Servicio de Registro Civil. “Eso denosta la función pública. Los trabajadores no somos el enemigo”, sostuvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre