«EN COQUIMBO UNIDO HICIMOS NUESTRO PROPIO PROTOCOLO DE RETORNO AL FÚTBOL»

0
236

El doctor del club pirata entregó detalles de como trabajan al interior de la institución con el fin de brindar mayor seguridad a los integrantes del equipo y a su entorno, para evitar contagios por coronavirus. También nos contó de la realidad que se vive día a día en la UCI del hospital de Coquimbo donde también cumple sus labores como profesional.

Si bien en algunos países de Europa ya hay fechas designadas para el retorno del fútbol profesional tras el coronavirus, en Chile, el panorama es todavía incierto.
Depende de las autoridades sanitarias, de como se comporte la curva de contagios, en fin, de varios factores que no tienen mucho que ver con el balompié mismo, sin embargo, en el seno de los clubes viene adelantando trabajo para que cuando ese día llegue los planteles cuenten con el mayor resguardo posible y no se contagien de COVID 19.

En Coquimbo Unido, el encargado de ir pavimentando ese camino, es el doctor Rodrigo Araya Anaís, quien ha venido participando de la «Comisión Retorno», creada por la ANFP con la finalidad de crear una serie de medidas sanitarias que se pretenden implementar en los clubes y presentárselo a la autoridad de salud, a ver si se convence de dar el vamos a la actividad y regresar -al menos- a los entrenamientos.

«A nosotros no se nos pidió un protocolo, si no que se generó una comisión de retorno al fútbol donde estamos varios médicos de todos los equipos del fútbol profesional y se sacó en conjunto una serie de recomendaciones», relata el médico porteño.

Detalla además que «esto estuvo liderado por los doctores Yañez, Radice y Morán. En base a eso, nosotros en Coquimbo Unido hicimos nuestro propio protocolo de retorno al fútbol donde tomamos gran parte de esas recomendaciones o casi todas -hay un par que modificamos a nuestra realidad- pero son eso recomendaciones, no es un protocolo formal de la ANFP».

¿En Coquimbo Unido se pueden llevar a cabo todas las medidas que recomienda la ANFP como la separación de los jugadores en los entrenamientos?
«Si, absolutamente. Hay cosas que si van a ser obligatorias para todos como el retorno a través de estas fases. La fase 1, es el distanciamiento de 20 metros que permite cuatro jugadores por cancha. Coquimbo Unido tiene la factibilidad de hacerlo, de hecho el protocolo nuestro tiene las fases tal cual las dicta la ANFP».

¿Cómo se ha comportado el plantel pirata hasta el momento a la hora de cuidarse de un posible contagio de COVID 19?
«Se han comportado excelente. En los entrenamientos (virtuales) nosotros también estamos presentes. Hay un kinesiólogo siempre, yo me conecto a la mitad de las prácticas. Como cuerpo médico estamos hablando permanentemente con los jugadores, tenemos llamadas periódicas para saber el estado de los jugadores y están todos bien. Salvo Byron Saavedra que tiene un proceso de recuperación más largo por una lesión, los demás están bien».

¿Preguntan los jugadores sobre el coronavirus?
«Si, son super preocupados. Se interesan bastante y son muy buenos receptores. Los hemos educado harto, le hemos entregado comunicados y un protocolo de inicio de la cuarentena donde se le dio varios consejos que han seguido a cabalidad, usan las mascarillas, todos se vacunaron contra la influenza cuando hicimos la campaña de vacunación. Así que se han portado excelente, son bastante conscientes y eso facilita nuestro trabajo».

Pero no solo en Coquimbo Unido trabaja el doctor Rodrigo Araya. También es parte del equipo médico que hace turnos en la UCI del Hospital San Pablo de Coquimbo.

Allí es donde llegan los pacientes graves de distintas patologías y donde por hoy está interno el único paciente con COVID 19 confirmado en el recinto sanitario porteño.

«En el hospital de Coquimbo hasta ahora tenemos un solo caso confirmado que se encuentra estable, no se ha agravado», confirma el doctor, agregando que «a nivel local no hemos tenido impacto en la consulta hasta ahora. Si bien los criterios se ampliaron y hoy casi todos los pacientes se testean, no tenemos mayor número de hospitalizados, ni mayor número de consultas, así que la capacidad sanitaria sigue super amplia para mayor cobertura. Podemos decir que estamos preparados para algo peor».

Para Araya «si bien hay un aumento en el testeo de casos, va a importar mucho lo que pase en los siguientes 15 días, porque desde que se comenzó a contar los asintomáticos se produjeron brotes que no se han certificado como tal».

Explica el médico aurinegro que «en las pandemias en sí, van surgiendo distintos tipos de subvirus que se llaman blotipos y al cabo de meses se van estabilizando en la comunidad. Si bien la capacidad de infección se mantiene, la virulencia va bajando, porque se va estabilizando en esta simbiosis con el cuerpo humano. Si no las pandemias serían eternas, hay un momento que esto baja».

Complementa además que «si el número de casos aumentó solo por el testeo, hay que ver que tanta virulencia tenía en esas personas, si van a colmar los servicios sanitarios y coparlos, o van a ser casos como los surgidos en la región que ha sido bastante leves. Nuestro porcentaje no ha sido como los italianos, ni los chinos, ni los españoles, hemos tenido otros números».

El hospital de Coquimbo ¿se encuentra en condiciones para albergar una mayor demanda de camas UCI y ventiladores?

«Para la realidad nuestra el esfuerzo que se ha hecho es gigantesco. Se duplicó la capacidad ventilatoria del hospital y de la región prácticamente. Te diría que tenemos una capacidad de atención de pacientes graves aceptable. Si esto se sale de las manos, puede llegar un momento en que nos veamos superados, pero hasta ahora no veo que eso se acerque, para nada. Veo que tenemos capacidad suficiente, espero no equivocarme y que haya un brote masivo, pero hasta ahora no deberíamos tener mayores problemas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre