En Punta de Choros realzan los treinta años de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt

0
200

Que 30 años no es nada… bien lo saben en Punta de Choros, donde ayer sus pescadores, vecinos y autoridades conmemoraron las tres décadas desde la creación de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt.

Y para ello, además de un recorrido y degustación de productos de la zona, hubo una exposición fotográfica en el Centro de Información Ambiental de la Reserva, con 15 de las mejores fotografías que el expositor Alberto Castex ha tomado durante sus trabajos investigativos en las Islas Damas y Choros.

«Para nosotros es muy importante la celebración de los 30 años de la creación de esta reserva nacional, porque es un área protegida muy importante para la Corporación Nacional Forestal, y como guardaparque, encargado de la conservación y preservación de esta área protegida y de sus especies, estamos orgullosos de que sea una de las áreas más visitadas dentro del país, pues cerca de 50 mil personas vienen anualmente», dijo Pablo Arróspide, administrador de la Reserva Nacional del Pingüino de Humboldt.

Por lo mismo, agregó el guardaparques, que «llamamos a que nos visiten, pues los turistas podrán recorrer los senderos, disfrutar de la naturaleza y aprender de la flora y fauna que existe en Isla Damas, siempre en un recorrido auto guiado de diez estaciones interpretativas. Somos cinco guardaparques durante el año, divididos en dos turnos, pero en el verano se contrata a cerca de 15 personas más de apoyo, para atender al público en la isla y en el continente».

Eduardo Rodríguez, director regional de Conaf, precisó que «este es un año muy importante para nosotros, no solamente porque la reserva cumple 30 años, sino porque la Corporación Nacional Forestal cumple 50 años de gestión, y es bastante emotivo tener el honor de ser parte de esta institución».

Aseguró que el principal objetivo de la conservación y preservación «se ha ido dando de excelente manera en el tiempo», y que «tenemos un sistema nacional de área silvestre protegida que es envidiable, un sistema robusto en normas de conservación y una administración bastante estricta. Sin embargo, hace décadas que Conaf ha comprendido que esto no lo podemos hacer solos, puesto que necesitamos validarlo con la comunidad, insertarnos con la colectividad, y fue en ese momento que aprendimos que las áreas protegidas no son solamente importantes por el rol de conservación que ellas generan, sino que también por el motor de desarrollo que en los pueblos aledaños genera, y eso, acá en la Reserva Nacional del Pingüino de Humboldt, creo que logra uno de los mejores ejemplos a nivel nacional».

El alcalde de la comuna de La Higuera, Yerko Galleguillos, manifestó muy contento que esta reserva «se crea con el fin de poder conservar y mantener la biodiversidad, además de la flora y fauna que existe en este lugarm y creo, de verdad, que hasta el momento el objetivo se ha logrado. Y claro, felicitar a Conaf, a los pescadores, puesto que esto involucra un trabajo comunitario, y por lo mismo debemos cuidarlo entre todos».

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt tiene a Isla Damas e Isla Choros, en la región de Coquimbo, junto a Isla Chañaral, ubicada en la región de Atacama, que suman en total una superficie de 888,68 hectáreas.

La biota de la Reserva es variada y con características que la hacen única, especialmente por su endemismo, ya que permanecen de forma constante en las islas. Existen 59 especies de plantas vasculares, añañucas amarillas, lirios (Alstromeria philippi), Eulichnia acida (copao), procumbens y otras.

También hay 68 especies de vertebrados terrestres, el chungungo, lobo de un pelo, lobo de dos pelos, y los mamíferos marinos están representados por los delfines nariz de botella y la presencia esporádica de ballenas y cachalotes.

Las aves son las más abundantes: el pingüino de Humboldt, seguido del pato yunco, pato lile, guanay, todas especies protegidas y en categorías de conservación.
En las islas no hay cursos de agua ni tampoco vertientes y sus suelos son mayormente arenosos.

Al ser un área protegida, el desembarco en Damas se realiza de miércoles a domingo, de 8:45 a 14:00.

Además, como una forma de proteger la biodiversidad no está permitido nadar ni acampar, y la capacidad máxima diaria es de 750 personas.

Niño/a nacional (con edad igual e inferior a los 11 años) ingreso liberado. Adolescente nacional (12 a 17 años) $ 2.000. Adulto nacional $ 3.500. Adulto mayor nacional (sobre 60 años) ingreso liberado. Niño/a y adolescente nacional discapacitado/a ingreso liberado. Adulto nacional discapacitado/a $2.000. Adulto mayor nacional discapacitado/a (sobre 60 años) ingreso liberado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre