Enfermo llega al CORE con propuesta para ayudar a mejor llevar la diabetes

2
25

9bEn Chile, una de cada diez personas sufre de diabetes, según la última Encuesta Nacional de Salud. De esa cifra, el 90% padece de Diabetes Mellitus 2 y solo en la Región de Coquimbo se atienden más de 32 mil diabéticos en el Sistema de Salud Público.
En el caso de los niños, uno de cada cuatro menores sufre de obesidad y en la región el 33% de la población infantil presentan malnutrición por exceso, cifras alarmantes, ya que la Diabetes Mellitus 2 está ligada a la obesidad o el sobrepeso, la falta de actividad física y mala nutrición.
Frente a esto, la educación se hace fundamental para la prevención de la enfermedad en niños y adultos y es por eso que se han creado diversas políticas públicas y campañas para la prevención de la obesidad, como la Ley de Etiquetados. Sin embargo quienes ya padecen de diabetes, deben iniciar un tratamiento para controlar los niveles de glucosa en la sangre, lo que significa un cuidado permanente en la alimentación y actividad física del paciente.
A raíz de esto, un vecino , don Víctor Miranda, quien padece de Diabetes Mellitus 1 hace casi treinta años, presentó una propuesta al Presidente del Consejo Regional, Eduardo Alcayaga, para mejorar la calidad de vida de pacientes.
Consiste en la creación de monitores diabéticos capacitados que orienten y eduquen a los pacientes que sufren esta enfermedad y se controlan en la Atención Primaria de Salud, ayudando a monitorear su medicación, dieta y ejercicio, además de visitas semanales y charlas educativas para la familia.
«El diabético 2 es el que debería tener menos complicaciones, todo depende del cuidado, un diabético sin cuidar puede llegar a la ceguera, pie diabético y otras complicaciones, entonces la falencia que tiene es la educación. Educación significa saber muy bien mi medicación, en dosis, en horarios, cuánto dura el peak de la tableta, de la insulina, el consumo de carbohidratos y el quehacer diario y en base a eso uno logra un equilibrio y mantiene los niveles controlados» explicó Miranda.
La iniciativa fue acogida por el Presidente del Consejo quien comentó que se encuentra en conversaciones con el Secretario De Vinculación con el Entorno de la Universidad Católica del Norte, Carlos Bresky, para viabilizar algún tipo de programa con las iniciativas de Víctor.
«Apoyarlo con la idea, estudiarla y analizar su viabilidad, estamos en eso, justamente hemos tenido muy buena recepción con el doctor Bresky de la Universidad Católica del Norte con quien hemos desarrollado otro tipo de programas, como el programa de diagnóstico temprano de colon y recto que estamos desarrollando en conjunto con la Universidad Católica del Norte y porque no, en esta oportunidad, hacer la tríada entre el Gobierno, la universidad y la comunidad, yo creo que es posible pero hay que ponerle el pie a fondo, yo le pedí un mes a Víctor para armar algo coherente y viable» señaló Alcayaga.
La diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores, como el pie diabético.
«La educación es el eje central del tratamiento del paciente con pie diabético, es muy importante que el paciente no repita este episodio y eso está solo en los cuidados en el hogar. Lo más importante es que el paciente mantenga un control metabólico, es decir, que tenga glicemias estables a través de seguir tratamiento médico, con pastillas, comprimidos, insulina y la dieta» señaló Danisa Lafferte, Enfermera Encargada del Policlínico de Pie Diabético del Hospital San Juan de Dios La Serena.
La idea de Víctor es prevenir a los enfermos de diabéticos, educándolos con su enfermedad, para evitar que desarrollen estas patologías, «la clave de controlar una diabetes es mantener una dieta equilibrada y te libra de muchas enfermedades asociadas, cuando a mí me detectaron diabetes, a los 20 años, la doctora me dijo que ella me entregaba el 10% y el otro 90% era responsabilidad mía, pero en general las personas piensan que es lo contrario».
Esta iniciatica practica él por su cuenta desde hace años con diversos talleres y charlas.

2 COMENTARIOS

  1. Si en los consultorios el médico se tomara cinco minutos en decirle al diabético lo que indica Victor, en vez de sólo preocuparse del computador, otra sería la historia de la salud en Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre