Entre 600 y 700 trabajadores de La Escondida son de nuestra región

0
174

Mientras el Sindicato N°1 de Minera La Escondida votó la huelga que se hará efectiva a partir del martes si no prosperan las últimas negociaciones con la compañía, los trabajadores de la minera privada más grande del mundo en producción de cobre fino están sentidos, puesto que los han tratado muy mal. Se ha dicho que perjudican la economía del país y que son privilegiados. Pero todas esas críticas mal intencionadas de cierto sector los tiene más unidos y convencidos que esta lucha de reivindicaciones sociales la ganarán. Por lo mismo, el vocero de los trabajadores de la minera enclavada en la Región de Antofagasta, Carlos Allendes, señala que la «unidad hace la fuerza y que su lucha por el bienestar del país la ganarán».
Luego de la sacada de contexto del Presidente del Sindicato N°1, Patricio Tapia, donde dijo que «el país se vaya a la chucha», el vocero Carlos Allendes habló con Diario La Región y no sólo contó porque su sindicato es el más poderoso del medio nacional y que esas palabras mal intencionadas son de los «agoreros de siempre» que hablan para desprestigiar el sindicalismo y la lucha de los trabajadores.
Allendes contó que están realizando las últimas gestiones antes de hacer efectiva la huelga. «Estamos trabajando y buscando posibles acuerdos, pues son cinco días y terminaríamos el lunes. Y en las últimas horas estamos viendo y revisando algunas cláusulas, corrigiendo algunos aspectos».
Agrega que «tenemos un piso y ese, de algunas formas, no puede ser variado, pese a algunas ofertas que propone la compañía. Es decir, hay algunas condiciones que tenemos que ir revisando punto a punto y eso nos ha tomado bastante tiempo. Nos hemos sentado a negociar y queremos lograr un acuerdo de mutuos beneficios».
Si la huelga perjudicará la economía del país, Carlos Allendes señala que es la última instancia que tiene el trabajador para conseguir mejores beneficios. Con la huelga del 2017, que duró 44 días y no pudimos avanzar, al menos pudimos resguardar nuestros beneficios. En ese aspecto no hubo pérdida, aunque tuvimos un mes sin sueldo, pero son los costos que tenemos que asumir por defender nuestros beneficios, que hoy tenemos y estamos tratando de mejorar en esta negociación».

Agrega el vocero de la minera de producción de cobre fino más grande a nivel mundial que «si hay huelga, para al país si hay un impacto. Y claramente es por lo que nosotros dejamos de percibir y reeditar  a través de los impuestos de nuestros ingresos. Porque nosotros, los mineros y los trabajadores de este país, lo que gana se lo retribuye al país. No hay nada que se esconda bajo el colchón; todo va a inversión, al pago de servicio, arriendo, bienes raíces».

«Lo que estamos peleando quedará acá»

EL VOCERO del importante gremio minero, Carlos Allendes, agrega que «lo que estamos peleando queda acá. Estas son tierras chilenas, cobre chilenos, recursos nuestros, de todos los chilenos. Pero, lamentablemente explotados por manos inversionistas extranjeras. Que al final dejan una parte ínfima en impuestos, el resto que pudiera quedar acá lo cobramos nosotros, los trabajadores. Y ahí está, entonces, la búsqueda de beneficios para que pudiera quedar acá y el resto se lo llevan los extranjeros y no estamos hablando de millones de dólares, sino que de miles de millones de dólares anuales».

«Hay que dejar en claro que Minera Escondida es una de las mineras privadas más grande del mundo. Es decir, estamos hablando de una producción de 1 millón 200 mil toneladas de cobre fino al año y eso no lo hace nadie en el mundo. La más grande de nuestro país, el Teniente de Codelco, produce alrededor de 400 a 460 mil anual. Eso señala los esfuerzos que hacen trabajadores de Escondida».

Sobre la misma, Carlos Allendes advierte que lo que hay en juego es mucho y a «modo de referencia, con esas ganancias y utilidades que se reparten los inversionistas, estamos hablando de más de dos mil 600 millones de dólares que rentan los inversionistas a repartirse. Con esos montos el país podría solucionar los problemas de jubilación, salud, educación; todas las problemática que tenemos año tras año. Esto es para que la gente dimensione la cantidad de dinero que se va al extranjero».

Los agoreros

En relación a los ataques mal intencionados que han recibido los dirigentes y trabajadores, Allendes dice que en nuestro territorio «hay un fenómeno nacional y que en algunas partes se le llama el «chaqueteo». Nosotros le llamamos desconocimiento. El hecho de estar organizado y disputarles parte de las ganancias a los dueños de las empresas habla bien de los trabajadores. Cuando el trabajador está solo no lo puede hacer, sí cuando hay sindicalismo. Cuando los trabajadores hacen fuerza como un solo cuerpo, pueden luchar y lograr cosas importantes».

«Esa organización y temple en la lucha sindical molesta y mucho a los empresarios y poderes fácticos que funcionan para estas compañías como los medios periodísticos. Esos «amarillos» que se dedican a vilipendiar a los trabajadores, atacarlos, sólo hacen daño…si nosotros lo único que hacemos es mejorar nuestras condiciones de trabajo. Ahora bien, esas condiciones, entendamos, es para la gente que viene a futuro, que los logros queden marcado a fuego y cualquier trabajador que manda a su hijo a estudiar y luego ingresa a trabajar a estas grandes mineras, puede optar a esos beneficios que nosotros estamos luchando. Yo creo que a los padres que tienen a sus hijos estudiando y preparándose en colegios técnicos y universidades, no les gustará que lleguen a estas compañías a ganar sueldos deteriorados y menos beneficios. Lo ideas es estudiar y prepararse para llegar a compañías con buenos sueldos y grandes beneficios. Eso es lo que la gente tiene que aprender a cambiar de mentalidad, no que los que ganan más tienen que ganar menos para igualarse a mí; la variación tiene que ser hacia arriba, crecimiento. Así tiene que ser para que Chile crezca».
Siente pena y tristeza por los malos comentarios que reciben «pero esos «amarillos», dice Allendes, «siempre están criticando y menoscabando el trabajo de los sindicatos y trabajadores que luchan por sus derechos y beneficios. Siempre se critica, pero aquí hay cosas de las que nadie dice nada, como la muerte por infarto de dos compañeros de trabajo hace menos de un mes; de eso nadie se ruboriza y en el día de ayer se mató un compañero en carretera transportando concentrado. Nadie hace espectáculo por esas muertes, nadie dice nada ni lo difunde».

«Eso molesta. Se critica a los mineros que luchan por lograr mejores beneficios, pero nadie se escandaliza por la colusión. Mira, repartieron 7 mil pesos para algunos chilenos y se metieron al bolsillo miles de millones de dólares. Tuvieron esos dineros trabajando en los bancos y dónde están esos intereses… Hay tantas cosas oscuras, como los grandes beneficios y jubilaciones que paga Dipreca y nadie dice absolutamente nada. Es una vergüenza. Hay peores cosas que podríamos estar criticando, pero les preocupa que los mineros luchen por conseguir mejores beneficios».

¿Privilegiados?

En relación a que lo mineros del cobre son los privilegiados de Chile, pues se indica que solo el 1,8 por ciento de los chilenos gana sobre los 3 millones de pesos mensuales y que los mineros de Escondida están por sobre esa cifra. Al respecto, el vocero del Sindicato N°1, indica que «si privilegiado significa salir a los 55 años con enfermedades profesionales no reconocidas a morir al sistema, si privilegio significa perder la mitad de tu vida en el cerro y tener la mitad de tu vida lejos de la familia, perderse cosas importantes de tus hijos, creo que no es un privilegio. Es una labor de esfuerzo y que debe ser retribuida con beneficios que hemos logrado en una lucha que lleva años. Y si esta compañía está en el sitial que está como a la mejor productora de cobre a nivel mundial, se debe al esfuerzo de los trabajadores. A modo de ejemplo, la media nacional de productores mineros del cobre del país en el año es de 60 a 65 toneladas de cobre fino por trabajador, pero nosotros, en esta minera, producimos 130 toneladas. Es decir, más del doble. Aquí es muy exigente el sistema, muy agotador y extremadamente sacrificado. Por tanto, no es privilegio, sólo la retribución de nuestro esforzado trabajo».

En relación a la plata que ofrece la compañía para quebrar el movimiento, el vocero indica que «siempre las empresas intentan quebrar los movimientos con plata en mano. Y eso es tentador, pero es pan para hoy y hambre para mañana. Y está en la propuesta, que es comprar un beneficio.
En el fondo la empresa dice que por plata el trabajador se tiene que entregar, pero la mala noticia para ellos, es que nosotros hemos ido educando a nuestras bases y nuestros viejos. Los «Patos Negros» están comprometidos con todos los beneficios. Lo que nosotros hacemos es decirles a los viejos que no caigan en la tentación. Y la huelga fue votada por eso, porque la oferta no nos convencía, ya que sólo era una oferta de compra de beneficios. Por tanto, los trabajadores, el sobre el 85 por ciento, votó la huelga».

El vocero Carlos Allendes mandó un saludo de compromiso al minero de Escondida que viven en la Región de Coquimbo, donde «tenemos entre 600 ó 700 trabajadores que viven ahí y los beneficios que ganan esos mineros, sin lugar a dudas, que serán en la región. Esos mineros piensan su futuro en esa linda zona y estos dineros quedarán ahí. Y lo reitero, nuestros trabajadores no se llevan esos dineros al extranjero, lo invierten aquí, en nuestro país. Es decir, el país gana cada peso que los mineros lograr con sus luchas sindicales.

Por último, señaló que «los trabajadores siempre estamos optimistas y nos saldremos desfavorecidos como el 2017. Y eso se debe a que tenemos la convicción y las fuerzas para luchar por algo digno. Y todo gracias al poder que tiene el sindicalismo bien organizado y preparado como el nuestro… aquí no existe el individualismo, aquí la unión hace la fuerza».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre