Equipo de búsqueda da con restos humanos donde estaría el Itata

0
15

12Luego de más de 95 años de espera, ayer un Robot Submarino No Tripulado (ROV) logró detectar y grabar restos óseos que pertenecerían a los tripulantes del vapor Itata, hundido frente a la costas de la comuna de La Higuera el año 1922.
Se trata de los primeros vestigios concretos de la que es considerada la mayor tragedia marítima de nuestro país.
El Itata zarpó el 28 de agosto de ese año desde el Puerto de Coquimbo con destino al norte del país. En su cubierta llevaba 400 pasajeros, en su mayoría familias completas que iban a probar suerte en la industria del salitre que por esos años tenía gran auge. En sus bodegas llevaba 4.007 sacos de cemento y 3.900 sacos de cemento en popa, 1.300 fardos de pasto, 500 cajones de surtido, 600 bultos para diversos puertos, 162 barriles de vino, 500 sacos de cebada, 213 vacunos y 500 corderos.
De acuerdo al relato de testigos, pasada la Isla Pájaros, frente a la hoy comuna de La Higuera, debido a la malas condiciones climáticas el Itata comenzó a embarcar cada vez más agua. A la altura de Bajo El Toro la embarcación se tumba a estribor producto de una gran ola y que la carga se desestiba. No más de tres minutos tardó el vapor en hundirse. La mayoría de los pasajeros estaban en sus camarotes sin ninguna posibilidad de salir. Fueron los 26 los tripulantes y pasajeros que lograron sobrevivir.

BUSQUEDA FINAL

Cuando ya han pasado 95 años de aquel suceso, esta semana se inició una nueva expedición de búsqueda encabezada por dos profesionales regionales, Carlos Cortés, biólogo y Ricardo Bordones, sociólogo. En la oportunidad contaron con todo el soporte tecnológico de la ONG Oceana.
Los registros oficiales y el relato de los sobrevivientes permitieron a los especialistas, apoyados por la Universidad Católica del Norte, establecer una zona de búsqueda.
De acuerdo a la batimetría del sector, el Itata se encontraría a unos 100 metros de profundidad, lo cual hace imposible que puedan bajar con buzos.
Es por ello que el trabajo de búsqueda de este miércoles se desarrolló mediante el uso de un ROV (Remotely Operated Vehicle), robot submarino no tripulado que tiene la capacidad de desarrollar fotografías y filmaciones de alta calidad.
Es así como durante la tarde de ayer miércoles se lograron las primeras imágenes del fondo marino donde se podía observar claramente la presencia de restos óseos que pertenecerían a los tripulantes del Itata.

«Hemos estado trabajando en la zona que establecimos de acuerdo a todos los antecedentes históricos y relatos. Con la ayuda de la Armada también habíamos realizado una búsqueda anterior, donde usamos ecosondas multihaz lo que nos permitió determinar la profundidad a la que se encontraría el Itata», indicó Ricardo Bordones.

El documentalista y productor audiovisual afirmó que es necesaria la inspección del patrimonio subacuático de este naufragio para el desarrollo de un plan de gestión que pueda ser presentado al Consejo de Monumentos Nacionales.

«El Itata tiene una historia militar y política. En la Guerra del Pacifico, Patricio Lynch comando el desembarco en Pisagua y en la Revolución de 1891, estuvo encargado traer las armas a los congresistas, siendo perseguido por la US Navy por los puertos del Pacifico, sin darle alcance», recordó Bordones.

Si bien hasta el cierre de nuestra edición no se habían entregado mayores detalles del hallazgo, se sabe que toda la información audiovisual recogida formará parte de un documental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre