«Es normal en todo cambio de gobierno que se generen desvinculaciones… que estén justificadas»

0
42

Días agitados le han tocado a la nueva autoridad de educación, luego de la desvinculación de Luis Tello, ex seremi, por problemas con una funcionaria, un paro gremial que se extendió por varias semanas, debido a la desvinculación de 11 personas del servicio, y los resultados del Sistema de Admisión Escolar, que en su segundo año todavía se podría definir como en rodaje.

Claudio Oyarzún (RN) tiene 51 años, es profesor básico, está casado y tiene 4 hijos, nos recibe en su oficina en el segundo piso de la Secreduc, en la ruidosa esquina de Pedro Pablo Muñoz con la Avenida Francisco de Aguirre. Antes de asumir como seremi se desempeñó como jefe provincial de Educación en el Choapa, en el primer gobierno de Piñera, además fue jefe Daem del municipio de Salamanca. Se define como rancagüino de nacimiento, pero salamanquino por adopción.

Cuenta que se siente tranquilo de asumir este nuevo desafío y que estas dos semanas en el cargo es como subirse al bus andando. «Lo evalúo positivo en el sentido del contexto que me tocó asumir, un paro gremial de por medio, cierre del año escolar, procesos de matriculas, es complejo pero se asume con responsabilidad, con entusiasmo y pensando en la experiencia que uno tiene de ponerla al servicio para hacer una buena labor como seremi».

A nivel político, llega 8 meses después de que se instaló el gobierno ya andando, con un paro gremial de por medio y el Sistema de Admisión Escolar en pleno proceso…

«Tal vez eso lo hace que lo defina como complejo y no lo ideal como uno quisiera, pero se entiende de que son responsabilidades asumidas. La invitación que se me hace por parte del gobierno del Presidente Piñera para ser parte de su equipo aquí en la Región de Coquimbo, eso implica que estamos dispuestos a dar la cara, optimizar los procesos y a que esto funcione como tradicionalmente ha funcionado Secreduc, que es un institución señera, de muy buen prestigio y que de vez en cuando tenemos algunas situaciones puntuales, pero existen profesionales muy altamente calificados».

¿Cuáles son los desafíos de su gestión?
«Indudable son hacer las bajadas de las políticas educativas del gobierno del Presidente Piñera, son lineamientos bien claros, priorizar el tema digital en las escuelas, fortalecer la educación técnico profesional, también consolidar la educación parvularia, también la recientemente promulgada Ley de Aula Segura, que son parte del sistema y toda política que el gobierno que en su programa presentó en el momento de ser candidato y en la práctica hay que concretar y cumplir con eso. Nuestros lineamientos están dados desde el nivel central, pero obedecen a políticas de Estado. A nivel local, validar y seguir consolidando el rol que tiene la Secretaría Ministerial de Educación».

Le toca una cartera bastante complicada por temas sensibles para la sociedad como lo es educación, salud o trabajo. ¿A nivel personal cómo se toma ese desafío?
«Con absoluto profesionalismo y responsabilidad, soy profesor de formación, y siempre he dicho que el profesor tiene un lado muy humano en su formación, lo desarrolla mucho, por lo tanto cuando hablamos de educación, entendemos y empatizamos con lo que significa eso para las familias, los niños. Si bien es cierto, dado la característica y el impacto que tiene en la sociedad el tema de educación, creemos que hay mucho por hacer, a través de justamente las políticas educativas que el gobierno propone y está desarrollando».

Hubo un paro gremial, se desvincularon 11 personas, finalmente fueron reintegradas 2, ¿en que está ese escenario actualmente?
«Desde que me instalé como seremi, se generaron mesas de diálogo con la directiva de Andime, bajo absoluto respeto de relaciones, también nos conocemos por trayectoria, por los años, y cuando instalamos esta conversación dijimos bajo estos conceptos, el respeto, la capacidad de diálogo, la tolerancia y partimos sobre esa base, en los primeros 4 ó 5 días nos tuvimos que haber reunido prácticamente todos los días y me comprometí a analizar cada uno de los casos que fueron desvinculados, reconociendo que ameritaba esa revisión, fuimos muy claros en decirles que esto no significaba que aquí es borrón y cuenta nueva y que todos pueden retornar, cada uno debe analizarse individualmente en los casos y es así como se llevó a cabo una negociación entre Andime y la Subsecretaría de Educación en Santiago».

¿Qué sacaron en limpio de esa negociación?
«Bajo ciertos criterios, miradas y análisis de la situación, se optó reincorporar a dos de los once funcionarios que estaban con esa condición de no continuar. También indicar que hay un caso que está en Contraloría y eso ya lo inhabilitaba para seguir pensando en un posible reintegro, además que se tomó la atribución de no renovar y eso estaba desde antes que asumiera, por lo tanto, eran 10 las personas que estaban en esta situación, descontamos los 2 que fueron reincorporados, y tenemos 8 funcionarios y cada uno va a actuar de acuerdo a las instancias que corresponden para ver si hay una reconsideración, pero eso no depende de mí, depende del Subsecretario de Educación».

¿O sea que eventualmente podría haber más reincorporaciones?
«Es el derecho natural que tiene el trabajador como decir que fue despedido injustamente y que se revise mi situación, está la disposición pero no podemos garantizar que efectivamente sea la respuesta final. Cuando llegamos había 4 ó 6 personas que estaban en una situación de incertidumbre porque no tenían el documento de continuidad, pero no estaban en la conocida lista, comillas, negra. Hicimos las gestiones porque nos comprometimos con la directiva de Andime y el Ministerio nos autorizó que internamente diéramos curso a eso porque era un proceso administrativo, en ningún momento estuvo en duda la continuidad».

¿Más desvinculaciones van a haber?
«Espero que no, también fue uno de mis compromisos cuando asumí, es normal siempre en todo cambio de gobierno que se genere esto, pero siempre y cuando estén justificadas o siempre y cuando me guarde el derecho a no renovar porque la ley me faculta, si me dice que llego hasta el 31 de diciembre y no tengo más de dos años en el servicio, lo puedo hacer o el subsecretario puede decir que no continúa y eso pasa siempre. Mi postura es que estas cosas queden hasta acá y es la idea porque necesitamos que funcione el Ministerio de Educación, que siga en la misión que tiene que es el desarrollo de políticas públicas, que seamos una institución que presta el servicio a la comunidad de manera permanente y oportuna».

¿Cómo ha sido el proceso de matrículas del Sistema de Admisión Escolar, a diferencia del año pasado ahora hubo más críticas porque estaban en paro?
«Lo hemos conversado con los funcionarios de Andime que estaban en esta movilización, son los efectos colaterales que tiene un movimiento social y nos exponemos a la crítica de la comunidad. Pero en lo referente puntualmente al proceso de admisión, hay que hacer hincapié que es una ley y por lo tanto hay que cumplirla».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre