Falla informática en Banco Estado genera largas filas

0
146

La sucursal del Banco Estado de La Serena, en la intersección de calles Balmaceda con Cordovez, una de las seis que estuvo abierta en la región, congregó a una gran cantidad de personas que necesitaban realizar sus trámites, hecho que provocó que en un operativo especial de Carabineros, junto personal de Ejército, tuvieran que cerrar las principales arterias de la capital regional y habilitar las calles como un paseo peatonal improvisado para que se pudiera mantener el respectivo distanciamiento social.

Este domingo Banco Estado había informado que detectó en sus sistemas operativos un software malicioso, y comunicó que las sucursales no estarán operativas y permanecerán cerradas, pese a que en primera instancia solo pedía a la población a acudir a las sedes solo si fuese necesario.

Desde la entidad señalaron que se encuentran haciendo todos los esfuerzos para poner en funcionamiento algunas sucursales y que hicieron las denuncias correspondientes, pero que los canales remotos o digitales, tales como CajaVecina, cajeros automáticos y la aplicación si funcionaban

«Es importante reafirmar que no ha existido afectación alguna a los fondos de nuestros clientes o al patrimonio de BancoEstado» añaden.

Este hecho provocó que tanto el Serviestado de calle Prat en La Serena, así como también la sucursal de Coquimbo no abrieran sus puertas, por lo que a las personas no les quedó de otra que acudir la oficina central de calle Balmaceda con Cordovez en la capital regional.
Desde temprano fue posible observar grandes cantidades de personas, que ante la consulta por qué trámite iban a realizar, la mayoría iba a retirar dinero y otros a depositar, y que en muchos casos no podían esperar.

Improvisado paseo peatonal

En conversación con el comandante Jaime Fernández, señala que «tuvimos problema bastante serios de congregación de gente en la zona central de la ciudad, producto del problema informático que tuvo Banco Estado, que tuvo que cerrar todas las sucursales y generó solamente la apertura de servicios en la oficina central».

«Eso además, como ya es tradición de los día lunes, generó una alta congregación de personas por los distintos trámites que tienen que hacer, por lo tanto hubo una aglomeración masiva que lamentablemente impedía mantener el distanciamiento social, y eso nos obligó a solicitar el cierre temporal de las calles para poder aumentar el desplazamiento las personas, como se pudo ver, hay filas que abarcan hasta dos cuadras de gente a la espera de ser atendida», agrega.

Respecto a los plazos de los permisos, que tienen un duración limitada de tres horas, explica que «la recomendación que estamos haciendo es que una vez que salgan del banco, tiene su comprobante, ya sea del depósito o del retiro dinero que hicieron, y que en eso la gente del banco le coloque la hora para nosotros tener una suerte de flexibilidad, porque entendemos la situación y el resto de los permisos se sigue fiscalizando tal como lo hemos hecho el resto de los días».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre