Frente Amplio en la región no se desgrana, asegura su líder

0
183

Pese a que dos han sido los partidos que sellaron su salida del conglomerado
por «diferencias irreconciliables», cuenta Cristóbal Reyes, presidente de Revolución Democrática, que acá no ha sido tan dramático y que se volverán a encontrar nuevamente, porque «la diferencia no es tanto de fondo, sino más bien de forma».

Varios son los partidos y sectores que han perdido algo en estos últimos dos meses. El Frente Amplio es uno de ellos. Porque dos han sido los partidos que decidieron alejarse de la coalición fundada en 2017: El Partido Humanista e Igualdad.

En la región, cuenta Cristóbal Reyes, presidente de Revolución Democrática, la salida no los afectó mucho, pues «hemos tenido menos pérdidas de alguna forma».

Y explica, por ejemplo, que el Partido Igualdad tenía un núcleo inserto en la comuna de Coquimbo y el Humanista en la comuna de Ovalle, «entonces no eran los partidos más grandes, los partidos que tenían más trabajo territorial y que de alguna manera tenían el trabajo técnico o programático con más efectividad, así que en estricto rigor, el Frente Amplio sigue muy similar a como ha estado siempre, y en esa línea ya estamos desarrollando un diseño político electoral y programático que nos permita poder mostrar una alternativa concreta, posible, para la gobernación y la alcaldía en nuestras principales comunas de la región».

Sin embargo, sumando y restando, «lamentamos que partidos hayan abandonado el Frente Amplio, pero nos vamos a encontrar, y estimamos que de acá en adelante tendremos un Frente Amplio más unido, más estable, coherente y, principalmente, más democrático, que es finalmente lo que apostamos siempre desde Revolución Democrática».

Nos encontraremos

Muchos imaginaron que con la salida de estos dos partidos comenzaría a desgranarse este conglomerado, pero para Reyes es súper natural que ocurra, «en un proceso en donde se está reestructurando la arquitectura política del país y donde naturalmente se han visto diferencias irreconciliables desde el punto de vista de las prácticas políticas. Los que quedamos somos partidos y movimientos independientes cuyo sentimiento y la forma de hacer política está muy ligada con la democracia, y naturalmente otros partidos no pusieron la democracia en primer lugar, sino que más bien sus posturas ideológicas, su ombligo, y en esa línea nos separamos, y no me cabe duda de que nos volveremos a encontrar en las mismas batallas, ya que seguimos luchando por lo mismo».

Advierte que se volverán a encontrar nuevamente, porque «la diferencia no es tanto de fondo, sino más bien de forma».

Entonces cree que «Revolución Democrática, Comunes, Convergencia, Liberales, los independientes y los que quedaron, son los que finalmente tienen más vocación democrática, por tanto creemos que este Frente Amplio, si bien es un poquito menos diverso, nos permitirá estar mucho más unido, nos permitirá llegar a acuerdos mucho más estables y creemos que seremos mucho más efectivos y mostraremos avances completos como se ha podido ver en este poco tiempo».

Se repite la historia

Además, reconoce que justamente los partidos que han salido del conglomerado «históricamente han tenido problemas de entendimiento político. Ambos tienen un problema de llegar a acuerdos, de interpretar la democracia de manera directa, así que están repitiendo la historia que siempre han cargado, que es no desarrollar una alianza concreta, fuerte y transformadora, y en esa línea creemos que nuestro trabajo dará el ancho para poder ofrecerle a la ciudadanía de la región de Coquimbo una alternativa concreta. ¿Y sabe? Es bueno que hayan salido hoy del Frente Amplio, porque estamos evidenciando que tenemos una coalición coherente que está saliendo fortalecida de esto y que de alguna manera está elaborando un plan para competirle de igual a igual a estos dos grandes polos: La ex Nueva Mayoría y Chile Vamos».

En lo que respecta a Revolución Democrática, comentó que «somos un partido bien robusto acá en la región, trabajando en cinco comunas y donde tenemos un gran trabajo territorial, bien serio y con propuestas concretas para los gobiernos municipales. Por lo tanto, Revolución Democrática va a competir por la gobernación, por lo menos por dos o tres alcaldías de las comunas grandes y la máxima cantidad de concejos comunales posibles, y estimo que los otros partidos del Frente Amplio harán lo mismo, así que estaremos en condiciones de mostrarnos como una gran coalición por el cambio, por devolverle la política a la gente y en eso, Revolución Democrática es una actor fundamental».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre