Gendarmería intensifica diálogo con población penal de Huachalalume

0
303

Luego que tres reos de la Cárcel de Puente Alto, en Santiago, presentaran síntomas de coronavirus, este domingo confirmaron que uno de ellos resultó positivo para COVID-19.

El contagio, del cual se desconoce la procedencia, se produjo en la Torre 4 del centro penitenciario y mantiene a diez reos separados del resto como medida preventiva.

Para evitar que una situación similar ocurra en la región, gendarmería está intensificando las instancias de diálogo con las y los internos.

«Lo que buscamos es que ellos entiendan que las medidas que estamos tomando son para resguardar su salud y seguridad, pero también la de sus familiares y seres queridos. Ya aplicamos una disminución en la frecuencia y cantidad de visitas y aumentamos los controles -incorporando mediciones de temperatura a todo el que ingrese a las cárceles», indicó el director regional, coronel Leoncio Hidalgo.

Una de los temas tratados fue explicarle a la población penal que existe el protocolo y que el personal está preparado en caso de que el virus se confirme en las cárceles de Coquimbo.
«La población penal debe tener claridad de que en la eventualidad de que se presente un caso positivo en alguna de nuestras unidades penales, contamos con personal preparado y un protocolo establecido para resguardarlos de manera oportuna y correcta», agregó la autoridad.

Desde que la pandemia del Covid-19 llegó al país, gendarmería implementó un plan de acción para evitar el ingreso del virus a los recintos penitenciarios, y Coquimbo no ha sido la excepción. Durante las últimas semanas, personal de salud de la institución se desplegó por las distintas unidades, tanto penales como especiales de la región, con el objetivo de educar a los funcionarios en cuanto a los correctos hábitos de higiene, como lavado de manos y uso de alcohol gel.

Además, y gracias a un trabajo conjunto con la seremía de Justicia y Derechos Humanos, se logró adelantar la vacunación contra la influenza, y cerca de un 70% de la población penal, como de los funcionarios, se encuentran inmunizados.

También implementó diversas medidas de sanitización de áreas comunes en las cárceles, y destinó lugares especiales para eventuales aislamientos, entre otras medidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre