«Hemos notado un entorpecimiento de la labor por parte de funcionarios de los hospitales y policiales»

0
207

Desde el momento en que comenzaron las movilizaciones, el abogado y ex seremi de Justicia, Carlos Galleguillos, está llevando adelante, junto a la clínica jurídica de la Universidad Católica del Norte, diversos casos de presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas en las últimas semanas por agentes del Estado.

Este equipo está formado por profesionales y egresados de la carrera de derecho, quienes se encuentran constantemente en las afueras de los tribunales, comisarías y hospitales para recabar testimonios, declaraciones y, de esta manera, poder canalizarlo al INDH regional, para presentar las respectivas querellas, sin perjuicio de que en algunos casos «nosotros también hayamos presentado algún tipo de acción legal», avisa.

Y la cantidad de denuncias han sido reveladoras, «ya que en todo este tiempo hemos podido percibir que el número ha sido significativo, y donde principalmente existen denuncias en contra de Carabineros. A la fecha hemos podido tomar la declaración de 104 personas que han sido afectadas por la detención de funcionarios de Carabineros, también del Ejército cuando estuvo el Estado de Emergencia, en menor cantidad la PDI y muy marginal respecto de personas que pasaron a Gendarmería».

Respecto a este número, sostiene que «como colaboradores del INDH y a través del despliegue que hemos tenido en las comunas de Coquimbo y La Serena, especialmente, hemos podido tomar contacto con estas personas, pero hay muchas que por miedo no se atreven a denunciar, y existe otra cifra que ha sido tomada por otras instituciones y organizaciones».

En relación al tipo de agresiones, reconoce que «el tipo de violencia pasa por situaciones bien delicadas y que traspasan los límites de lo permitido en materia de dignidad de las personas, puesto que estamos hablando de desnudamiento, agresiones físicas, apremios, torturas, agresiones verbales y sexuales. Y estos son los hechos que más se repiten, aunque en términos de cantidad en primer nivel se encuentran las agresiones y los apremios físicos al interior de unidades y carros policiales, pero también un número significativo de denuncias por casos de desnudamiento…».

Pérdidas del globo ocular
Sin embargo, lo que ha causado especial consternación entre las autoridades médicas e incluso de algunos funcionarios, es la cantidad de lesiones oculares graves que han ocurrido a causa del disparo de perdigones.

En este sentido, Galleguillos precisa que «hemos detectado y porque también nuestro equipo de trabajo está presente en las marchas, una situación que es de público conocimiento y tiene que ver con el uso de perdigones, el uso de balines y gas pimienta en las bombas lacrimógenas. Por lo tanto esas situaciones que se ven en todo el país, de igual manera se repiten en la región y a partir de la segunda semana de movilizaciones, lamentablemente tenemos que decir que en La Serena, Coquimbo y Ovalle se están presentando casos de personas que han tenido problemas en sus ojos, es decir con pérdida del globo ocular».

¿Ha notado entorpecimiento en sus funciones?
«Claro que hemos notado en nuestro ejercicio de funciones un entorpecimiento a la labor, debido a que acá no existe una percepción por parte de algunas instituciones y personas del rol que nosotros como profesionales desarrollamos en este conflicto. Por consiguiente, hemos detectado por parte de funcionarios de los hospitales, de las autoridades hospitalarias y de las autoridades policiales, obstrucción para poder canalizar las denuncias de personas que han sido víctima de las fuerza de agentes del Estado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre