Joven de 20 años denuncia haber sufrido torturas en Subcomisaría de Salamanca.

0
97

Los hecho habrían ocurrido el pasado 9 de septiembre, luego de una fiscalización en el control sanitario de Chuchiñí. En esa oportunidad, el joven salamanquino fue detenido por no usar mascarilla, al interior de un microbús, mientras se trasladaba desde Illapel a Salamanca.

Este lunes, el Juzgado de Garantía de Illapel admitió a trámite, la querella presentada por Ignacio Acevedo Olivares, de 20 años de edad, por los delitos de torturas cometidas por funcionarios públicos, tras su detención el pasado 9 de septiembre.

El joven fue detenido por no usar mascarilla, al interior de un bus de la locomoción colectiva, de Illapel a Salamanca.

La querella criminal, solicita investigar y condenar a todos aquellos que resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores por el delito de tortura, descrito y sancionado en el artículo 150 A del Código Penal.

Tras ser detenido y traslado a la Subcomisaría de Salamanca, por no portar mascarilla a bordo de un bus de transporte público, Ignacio acusa haber sido víctima de diversos tratos que constituyen el delito de tortura.

De acuerdo al relato de la víctima, el hecho más grave se da en el calabozo de la Subcomisaría de Carabineros de Salamanca. “Con una fuerza desproporcionada le realiza una llave en el cuello, infringiéndole gran dolor, luego lo comienza a estrangular, mientras el otro intentaba cortar sus pulseras de muñeca con un cuchillo. Lo estrangulan hasta que se desvanece y cae de rodillas, empujándolo sobre un bloque de cemento, mientras el que lo había estrangulado lo golpeaba por atrás con la rodilla, pegándole en la espalda y luego en la cabeza, para luego presionarle la cabeza contra el bloque de cemento, mientras la victima se encontraba sin fuerzas”.

En su querella, solicita iniciar una investigación, incluyendo entre otras diligencias, la incautación de cámaras de filmación, que eventualmente tendría el vehículo policial y la Subcomisaría. Además, solicitó la orden de investigar a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones de Chile. El Ministerio Público, deberá pronunciarse en los próximos días acerca de las diligencias solicitadas.

Los hechos

De acuerdo a la querella criminal, el día 9 de septiembre de 2020, cerca del mediodía, mientras Ignacio Acevedo Olivares se encontraba al interior de un microbús rumbo a la ciudad de Salamanca, fue controlado por carabineros en el control sanitario. Luego de ser fiscalizado, Carabineros le solicita que descienda, pues no usaba mascarilla. “A pesar de que la víctima trató de explicarle que se encontraba solo en la parte posterior del autobús, sintiéndose ahogado por el viaje y llevaba la mascarilla en su mano”.

De acuerdo al relato, fue detenido para ser trasladado a la Subcomisaría de Salamanca. En el trayecto, los funcionarios le habría dicho “vo soy el pendejo que me hace perder el tiempo, ah conche tu madre”, y repetía “ahora vay a ver como es la huea conche tu madre”, “pendejo culiao”. En la querella, el denunciante acusa la fuerza desmedida de los funcionarios policiales, “ocasionándole gran dolor en las muñecas, además, estira los brazos de la víctima hacia arriba con el único objeto de producirle dolor”, indica la querella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre