«La educación y con recursos del Estado no puede ser un negocio»

0
6

12Sin duda la nueva reforma educacional ha sido un tema polémico que ha generado diversas reacciones, en especial entre padres y apoderados de colegios particulares subvencionados, quienes mediante la creación del movimiento Elqui Despierta, se organizaron para protestar contra la reforma y solicitar el aplazamiento de la Ley de Inclusión con el fin de poder tener más tiempo para el proceso de reubicar a los menores en los establecimientos educacionales.
Es por eso que en su visita a la Región de Coquimbo la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, defendió el modelo educativo que se intenta formar con la nueva reforma y se refirió a los principales aspectos de esta ley y como beneficia a la educación pública con el propósito de dar fin de la segregación y el lucro.
«La ley de Inclusión fue una de las primeras leyes que se tramitó en este Gobierno y que tiene que ver en síntesis que los colegios reciben subvención estatal vayan terminando con varias prácticas que segregaban muchísimo, una es el copago y eso se termina a medida que va subiendo la subvención, o sea que al colegio nunca tenga menos recursos que tenía y eso es una garantía» indicó a LA REGION.
Asimismo aseguró que los establecimientos educacionales que ingresen a la Ley SEP recibirán más subvención finalmente que con el actual sistema y enfatizó la importancia de que se constituyan instituciones sin fines de lucro, en especial cuando se está haciendo de fondos estatales.
«Nosotros no creemos que la educación pueda ser un negocio que uno pone igual que un restorán o una fábrica, por ejemplo. La educación, y con recursos del Estado, no puede ser un negocio para las empresas».
Un tema que es conveniente para los sostenedores, asegura, quienes luego de conocer en detalle cómo opera esta reforma, se han dado cuenta que existe un mecanismo para que se pague el valor del establecimiento.
En tanto agregó que producto de la angustia de los apoderados por los altos aranceles que deberán pagar con el cambio, son varios los colegios que se han retractado de pasar a ser particulares pagados a nivel nacional. En el caso de la región de los 13 que confirmaron el traspaso a particular pagado, dos ya se han retractado de dicha decisión, colegio Francis School y Tamelcura, los que pasarán a ser corporaciones sin fines de lucro.

«Esperamos que de aquí a fin de año podamos convencer a varios más porque explicando bien el mecanismo por el cual pueden trabajar y recuperar la inversión que hicieron es lo que ha bajado esta demanda».
Con respecto a quienes prefieren mantener a sus hijos en establecimientos particulares pagados señaló que «el Estado ha entregado una cantidad de recursos a lo que los apoderados pagaban, eso es lo que los colegios deberían cobrar, no más que eso y no es la realidad que vemos nosotros, sino que se amenaza un alza de costos muy alta».
Asimismo explicó que el alza de los colegios que escogieron pasar a ser particulares pagados no debe ser superior a la subvención que recibían del Estado como colegios particulares subvencionados, por los que hizo un llamado a los mismo padres y apoderados a conversar con los sostenedores para ver cuáles son las reales ventajas de que el colegio cambie a particular pagado siendo que con la propia subvención puede pagarse el valor del establecimiento.
«Nosotros no queremos que se cierren colegios subvencionados, el sistema es mixto y lo que queremos es que no hay lucro, que no se haga un negocio de la educación y el mecanismo está establecido y de verdad que están los tiempo bien para estos» finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre