La fiesta culminó ayer con «remate pampillero»

0
10

8¡Las mochilas a dos lucas, más baratas que el cigarro!», «¡todo a 100, todo a 100!», Ese era el pregón con que los vendedores anunciaban las mercaderías que tenían a la venta, las que iban desde ropa a artesanías, pasando por artículos electrónicos y de celulares a un «cuantohay», en el último día del remate del comercio de la Pampilla.
Durante la tarde, familias completas y hasta escolares llegaron a recorrer las calles Copihue Blanco y Copihue Rojo, en las que los comerciantes los atraían con ofertas como blue jeans de mujer a 2 mil pesos, cargadores de celular nuevos a 2 mil pesos, dulces de Codegua a mil pesos la docena, agendas a 500 pesos y calcetines a mil pesos el pack de dos unidades y a mil pesos los calcetines «de marca» de cobre.
Sin embargo uno de los puestos más visitados, principalmente por las damas, fue el de ropa interior a 100 pesos la unidad que literalmente causó «sensación».
Los otros locales  con mayor demanda fueron los de comida rápida de ambulantes con brochetas de carne a mil y mil 500 pesos y choripanes a mil pesos, ya que salvo dos o tres excepciones, los locales de comida establecidos de la calle Del Estribo estaban en proceso de desarme.
Otros puestos que ya estaban desarmados eran las botillerías, los pubs y  dos chicherías, cuyos encargados ya habían cargado las pipas, toneles y contenedores de plástico, completamente vacíos, en camiones y ramplas.
Avanzada la tarde, los locatarios comenzaron a cerrar, en vista que el suministro eléctrico no estaba operativo, aunque los puestos con equipos generadores propios extendieron la atención a público el que contó con resguardo de Carabineros en motos, cuyos servicios también concluyeron ayer.

Salvo la ladera sur en donde quedaron tres carpas, el resto del área de camping del recinto quedó vacío, lo que fue aprovechado por niños y niñas para continuar elevando volantines.
Lamentablemente todas las laderas quedaron con una gran cantidad de desechos como botellas, colchones y una que otra parrilla fundida por los asados y hasta restos de baños «hechizos», por lo que aguarda una ardua tarea al municipio para poder retirar esos desperdicios, para recuperar la belleza natural del recinto aguardando las Fiestas Patrias del 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre