«La María», abandona el ex mercado de Coquimbo y fija nuevo domicilio

0
691

No aguantó más. La cansaron las presiones de los nuevos dueños, y los intentos de robos. Despues de cuatro décadas ahí, los dueños de «La María», clásico restaurante en el ex mercado municipal de Coquimbo, decidieron abandonarlo.

La familia Cortés-González, herederos del restaurante «La María», que lleva el nombre de su extinta dueña María Soledad González, abren por estos días en Borgoño 387.

Yasna Cortés, hija de «La María», junto a sus hermanas Sandra y Viviana y su hermano Juan Carlos, recordarán con cariño al antiguo local donde crecieron y progresaron como familia.
«Mi mami, siempre fue muy precavida y logró juntar un capital en base a su trabajo y esfuerzo con el que logró comprar ese local de calle Borgoño, hace muchos años» dijo Yasna.

Ella, la mamá Maria, siempre se preocupó que a sus hijos no les faltara nada y pudieran siempre seguir trabajando.

Yasna recuerda que su madre empezó como empleada en otro restaurante del centro. «Era chiquito y estaba en calle Bilbao como en un callejoncito, ahí partió aprendiendo en la cocina los platos chilenos y los platos con mariscos y pescados que siempre fueron su especialidad».

En el ex mercado empezó a trabajar con el caballero de apellido Correa, como en 1978, como ayudante de cocina. Tenía que lavar ollas y platos, pero como a ella le gustaba cocinar, fue aprendiendo de a poco hasta que pasó a ser maestra de cocina. Al tiempo después Correa le dijo que no seguía con el local y que ella se hiciera cargo porque tenía que mantener a su familia. Mi mami tenía mucho miedo porque era mucha responsabilidad. Pero se convenció al final y partió con su restaurante propio que le puso obviamente «La María».
Local que les duele dejarlo. «Sentimos mucha pena porque trabajamos por muchísimos años en el mercado donde pasamos momentos principalmente alegres con la familia y el personal»…

«Cuando salí del colegio, recuerda Yasna, su mamá le dijo si quería seguir estudiando o entraba a trabajar», «y ahí yo decidí empezar a laborar con ella y después se sumaron mis hermanas».

En cuanto a la próxima reapertura, será una vez que pase la contingencia sanitaria obviamente, con los mismos platos creados por doña María, los que en 2012 les valió ser nominados en el concurso de la mejor «picada» de nuestra región por el Consejo de la Cultura.

Y ahora, a esperar que abran para ir a degistar el clásico Jardín del Mar que lleva seis tipos de mariscos y una salsita especial, o el plato que los hizo famosos el congrio «A La María», que es un congrio colorado frito en una presa de 900 gramos, con papas fritas y huevo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre