«Las elecciones van a llegar y estoy disponible, tengo derecho…»

0
171

Concejala del puerto asegura que hoy la pandemia concentra toda la atención y ayudar al que más lo necesita es la consigna, «pero mi candidatura sigue en pie. Ahí va a estar mi nombre, no lo he bajado».

Hace 15 años formaron un negocio familiar y hoy luchan para mantenerlo a flote.
Es un emprendimiento de lavado de autos, cambio de aceite «y todo lo que tenga que ver con mecánica, aunque hoy estamos luchando para salvar nuestra fuente laboral», cuenta Rosetta Paris desde algún lugar del puerto «siempre tomando las medidas, cuidándome y siendo responsable».

En su caso particular «se ha dado un sentimiento diferente entre jefe y trabajadores, una relación hermosa, valorada y de respeto. Por eso existe un agradecimiento mutuo y estamos haciendo un esfuerzo grande y empujando el carro todos juntos…».

No tiene duda la militante DC que la clase media ha sido la más afectada con este tsunami social, «pero también existe un sector de clase media que ha perdido el empleo, que está con mucho dolor y que hoy no dice nada, que vive en silencio».

Por lo mismo avisa que el dinero que el municipio se ahorrará en La Pampilla «debe ser gastado en cubrir las necesidades de la población, pero también en pagar las deudas, puesto que el municipio le debe a muchos proveedores pequeños. Una factura de dos y tres millones de pesos para una pequeña empresa hoy es mucha plata, más para una pyme».

Deuda municipal

Los problemas varios en el municipio aquejan a la concejala, especialmente el endeudamiento y que hoy, asegura, tiene al alcalde comprometido en no contratar más personal y hacer un reajuste a las rentas.

«Ese fue el compromiso que asumió con nosotros, porque si tenemos que apretarnos los cinturones, hagámoslo. Y tiene que ser así, porque cuando tienes un problema económico, deudas grandes con la basura, con la luz… y vamos sumando, es complejo. Y más lo es cuando no hay ingresos por parte del casino, por ejemplo, y también cuando han bajado los ingresos del fondo común municipal porque la gente no está pagando contribuciones, no está pagando patentes…».

Sin embargo, admite que acá existe una responsabilidad «y me hago cargo de mis dichos, dado que tenemos un órgano contralor que ha permitido a lo largo de todo el país que encuentre normal que los municipios estén endeudados, que les deban por años a las empresas de la luz, a los de la basura, entonces cómo puede funcionar una empresa si debes miles y miles de millones. Este país después de todo lo vivido necesita un ordenamiento, necesita transparencia. Hoy los tiempos cambiaron».

El tema del casino es el que más le sorprende y quizás, más dolores de cabeza les ha traído, «puesto que el jefe jurídico nos hizo un informe respecto a su situación, pero hay otras versiones que aseguran que este tema venía del estallido social. Antes entregaban $4 mil millones y en la licitación ofreció $12 mil millones, más $2.500 que son por las utilidades, es decir que era una tremenda inversión, pero hoy sale que no puede cumplirlas. Me llama la atención y es un tema súper complejo, que son los negocios que dejamos a la luz, que hay que investigarlos…».

Para bien o para mal, las determinaciones las toma el alcalde, «pues la administración de un municipio la tiene él».

Por eso le llama la atención la contratación de personal, porque «a nosotros se nos manda un informe trimestral y ahí comenzamos como los niños buenos y nos enteramos: ‘oh, está trabajando este, a este le subieron el sueldo…’. Y lo otro es por pasillo: ‘Mira, llegó este, al otro le están pagando un millón más…’. La información oficial se nos entrega cada tres meses, lo mismo que el informe económico. Es decir que recibimos el informe presupuestario de los municipios por ley cada tres meses, y son cuatro al año».

Licitación…

Durante años se ha hablado de la enorme cantidad de funcionarios que hoy trabajan en el municipio, divididos en las áreas de salud y municipal. «Quizás son cinco mil funcionarios, no lo sé. Pero más que el número lo que falta es optimizar el recurso humano y cómo se hace, cumpliendo con sus horas de trabajo y que sea productivo. Un país moderno, una ciudad moderna, trabaja de esa manera y porqué trabaja de esa forma, porque el trabajador debe irse a su casa para disfrutar de la familia. Nos encanta decir soy trabajólico, yo trabajo 24/7, pero eso no es sano. Hay que trabajar y producir en las horas de trabajo».
En los pasillos municipales, además, la familia Fuentes Cercanas comenta que existe un colombiano interesado en la licitación de la basura. De eso, Paris no sabe nada. Pero sí afirmó que pidió vía oficio al alcalde que se paralizara el llamado a licitación, «puesto que no estamos en condiciones por un tema económico. Tenemos que esperar un año más y ver qué es lo que pasa, pero hoy no podemos porque no hay plata y seguiríamos con la deuda. ¿Y qué ocurre con el dinero que debemos? Como concejales no podemos por ley tener ningún contacto con ningún proveedor y espero que en este sentido sean lo más transparente y que no existan tipos de comentarios. Pero hice la presentación a través del concejo que debería suspenderse por lo menos este año la licitación. De acuerdo a mi responsabilidad y viendo las cifras, no estamos en condiciones de pagar $800 millones si hoy pagamos $600…».

Caminando de un extremo a otro del puerto Rosetta, madre orgullosa de la campeona panamericana de halterofilia, Fernanda Valdés, no olvida que habrá elecciones. Y aunque hoy su esfuerzo es tratar de ayudar a la gente que más lo necesita, su nombre no lo ha bajado de la lista.

«Claro, hoy las elecciones pasaron a segundo plano, pero yo voy a dar la batalla porque la democracia es así y tal como se lo plantee al presidente nacional (Fuad Chahín) en una oportunidad, ya se verán los tiempos, pero mi candidatura sigue en pie. Ahí va a estar mi nombre, no lo he bajado. Las elecciones van a llegar y estoy disponible, y si no me he bajado es porque tengo derecho como mujer y porque creo en los liderazgos de las mujeres…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre