Lluvias pusieron en riesgo casas de adobes y monumentos del casco histórico de La Serena

0
12

13Al menos seis viviendas particulares ubicadas en la Zona Típica y un casa declarada como Monumento Histórico Nacional resultaron dañadas en la ciudad de La Serena producto del último temporal. La constante en cada una de ellas es que fueron construidas en adobe.
Las intensas precipitaciones que recibió la capital regional durante las últimas 48 horas no sólo generó la acumulación de agua en las calles y la crecida de las quebradas, sino que también provocó el reblandecimiento del adobe en dichas propiedades ubicadas en calles como Matta, Brasil, O’Higgins o Eduardo de la Barra. Algunas de ellas incluso perdieron gran parte de su fachada.
La encargada regional del Consejo de Monumento Nacionales, Daniela Herrera, lamentó esta situación y afirmó que «el patrón que se repite son; bajadas de aguas lluvias interiores con mala manutención o tapados. También el cambio del estuco original de barro y cal, por uno de cemento. Aparte de la filtración por la techumbre».
La profesional indicó a LA REGIÓN que por estar en la zona típica de La Serena, sus dueños para poder hacer las reparaciones «deben pedir permisos al Consejo de Monumentos Nacionales y la Dirección de Obras Municipales. La propuesta que presenten puede ser de otro material, pero que no dañe la estructura original y la refuercen. Por ahora deben tomar medidas de emergencia como tapear y cubrir o reparar techumbres».
Daniela Herrera, dijo además que es muy importante que «se trabaje con los profesiones idóneos, es decir ingenieros y arquitectos patrimoniales. Ojala además que se pueda recuperar el barro caído para rehacer los muros de adobes según norma chilena 3332».
Sin duda la situación más preocupante se registra en la esquina de calle Matta. Allí se ubica la Casa Herreros, construida entre 1860 y 1865 y declarada Monumento Histórico. Fue declarada Monumento Histórico Nacional el día 12 de febrero de 1981. La residencia es una construcción de adobe de estilo neoclásico, que representa un claro ejemplo de la arquitectura serenense de la segunda mitad del siglo XIX.
«Lo que podemos sacar como conclusión de esta situación es que el adobe con todos los años que ha pasado se han mantenido en buenas condiciones cuando los inmuebles han tenido una protección y mantención como corresponde y que no va más allá de una normal de una viviendo, y que en este caso son los techos, es decir, aislarlas de la humedad», indicó Alex Garrido, presidente de Cabildo Patrimonial – La Serena.
El profesional recordó además, que la Casa Herreros muestra lo más tradicional de arquitectura serenense. «Este es un Monumento Nacional y uno puede ir más allá al preguntarse de qué manera el Estado garantiza que cuente con los subsidios adecuados de acuerdo al grado de importancia que le entrega dicha declaratoria. Se suponen que son las construcción que nuestro país está protegiendo para las futuras generaciones. Y no solo recurso para este tipo de monumentos, sino que para las viviendas que están dentro de la zona típica», afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre