«Lógicamente que hoy a mucha gente la matará el hambre»

0
231

A sus 69 años dice que se cuida como todos los mortales. Que a su hogar, que comparte con su señora, no va mucha gente por razone obvias y que su nieta de 25 años «me llama a cada rato para ver dónde estoy, si tengo la mascarillas puesta, es una pesadilla…», cuenta entre risas el alcalde de La Serena Roberto Jacob, que por las mañas trabaja desde su oficina en el tercer piso del edificio municipal y por las tardes, desde su hogar.
Reconoce que su obligación es estar a la cabeza de todo, y que por eso debe ir todos los días a la municipalidad, «puesto que hay un montón de cosas que hay que planificar. Pero le estamos poniendo el pecho a las balas y tratando de sobrellevar de la mejor manera esta pandemia».

Momentos difíciles

Espacio para él asegura tener poco. Que más tiempo tiene por las noches, cuando trata de desconectarse, aunque relajarse nunca, «ya que uno nunca se olvida de los problemas» y menos de su teléfono, el que tiene activo las 24 horas. Si hasta llamadas a las tres de la madrugada ha recibido «y las contesto, y las derivo y despierto a quienes trabajan a mi lado, porque no es justo que yo me despierte y ellos sigan durmiendo…».
Lee por las noches. Escucha las noticias y la radio y cuando no se queda dormido trata de ver Netflix, donde sus últimas series fueron la de ‘Pablo Escobar’ y ‘Sin tetas no hay paraíso’, «pero más veo documentales para desconectarme, pero insisto, nunca para olvidar y relajarme…».

¿Este tiempo ha sido el más difícil desde que asumió la alcaldía?
«Claro, pero no para mí, sino que para la ciudadanía que lógicamente demanda más del municipio y de su alcalde cuando los tiempos son difíciles. Y es ahí donde tenemos que movernos de la forma más inteligente e ir paliando todas las necesidades de las personas. Han sido momentos complicados desde que comenzó el estallido social en octubre del año pasado, y ahora por culpa de la pandemia, pero más que para el alcalde, ha sido para la gente, que hoy está sufriendo en carne propia la crisis social y sanitaria. La gente me eligió no para pasarlo bien y tampoco para cuando las cosas estén bonitas me aplaudan, sino que para estar en estos momentos complejos».

¿Cómo se sobrellavan estos momentos difíciles, alcalde?
«Estando alerta y saber las necesidades de las personas, como llevar los medicamentos de los adultos mayores a sus casas y viendo las necesidades de algunas personas que no tienen para comer. Hemos repartido sobre 500 cajas de mercadería de manera personalizada, dejándolas en sus hogares y estar en contacto con las autoridades de salud, viendo el tema del hospital de campaña que llegará pronto, sanitizando los vehículos en los estadios y también en la ciudad, donde ya llevamos la tercera pasada y a pesar de que algunos digan que no sirve, yo en vez de dejar de hacerlo, lo hago. Entonces son muchas las tareas que uno tiene que estar liderando y que estamos haciendo».

Varios alcaldes a nivel nacional dicen que sus vecinos se mueren de hambre y no del coronavirus…
«Es que ahora se ha notado mucho la diferencia social, debido a que se ha visto que quienes pueden llenan los supermercados y los que no pueden están a la mano de la caridad de algunas personas. Hay mucha gente que gana un sueldo mínimo que alcanza para el día y en algunos casos solamente, y hoy muchos de ellos se han quedado sin trabajo por culpa de la pandemia. Así que lógicamente hoy a mucha gente la matará el hambre y es ahí donde nosotros, como municipio, debemos entrar y por eso hemos peleado y pedido al Gobierno que nos dote de más medios económicos porque no podemos dejar a la gente abandonada. Hoy el Presidente anuncia dos millones y medio de canastas y no sabemos de qué manera van a llegar, pero mientras tanto yo acabo de comprar 300 cajas familiares, más las 500, y agradezco a muchos particulares que se han portado bien, aunque hay otros que no han colaborado con nada. Pero tenemos que preocuparnos de todo eso porque la gente lo está pasando mal, porque además ha aumentado la delincuencia, contrario a lo que todos pensábamos que con el toque de queda iba a disminuir…».

¿Sirve de algo tanto militar en las calles si los robos aumentaron en este tiempo?
«Creo que sirve, aunque quizás no sea lo efectivo que nosotros quisiéramos, porque también hay que entender que la cantidad de carabineros y militares que tenemos no son lo suficiente para cubrir toda la ciudad, además que hay bien poco respeto por las autoridades, dado que la gente no se ha tomado en serio esto de la pandemia y tenemos un grupo de irresponsables que son quienes están causando los contagios que están aumentando…».

¿Por qué se ve tanta gente en las calles haciendo filas?
«Eso fue debido a falsa normalidad que en un momento de se dijo y por eso mucha gente se confió y resulta que justo cuando se confiaron vino esta tremenda explosión y aumentó de manera exponencial el contagio. Entonces si esta gente no entiende y no lo toma en serio, lamentablemente esto será una catástrofe y no lo vamos a poder parar. La gente tiene que entender que con la actitud que están tomando están matando gente, así de claro».

¿Cree que ha llegado el momento de decretar la cuarentena en La Serena?
«Debió haberse decretado antes. Soy partidario de la cuarentena total no cuando tengamos muchos contagios, sino que ahora, que tenemos pocos contagiados y así evitar el aumento. Mientras más luego lo hagan, más efectivo será, pero lo he estado pidiendo en varias oportunidades. En realidad hay muchas cosas que queremos, pero no podemos, ya que quise cerrar los retail, pero pusieron un recurso de protección y hasta ahí nomás llegué. Por tanto quien tenga que tomar las medidas, que las tomé. Pero no soy partidario de que se abran lo Mall, de volver a clases, tampoco que se siga con la famosa evaluación docente, visto que no están las condiciones. Hay un montón de cosas que son relevantes y que hoy pareciera que a la fuerza quieren demostrar algo que no es, ya que hoy no existe normalidad. Imagínate que aún no estamos en el mayor número de contagios y ya tenemos casi colapsado el sistema de salud. Simplemente lo que se nos viene es catastrófico y lo digo con todas sus letras».

¿Sería un error esperar más contagios para luego decretar cuarentena?
«En mi opinión personal, sí. Creo que si estoy pidiendo la cuarentena, lo mismo que el alcalde de Coquimbo y otros más, es porque está creciendo de manera exponencial el virus. Hoy (ayer) tenemos 18 nuevos casos, así que en la medida de que esto vaya subiendo será mucho más compleja la situación».

¿Ha sido determinante el rol de ustedes en esta crisis?
«Creo que sí, que ha sido determinante, pero no como una manera de competir, puesto que no es el afán nuestro, sino que todo lo contrario porque hay que trabajar con todas las autoridades sin importar el color político. Acá la pandemia se ataca entre todos y el que quiere sacar réditos políticos, está perdiendo su tiempo. Mientras más anónimo trabajes, mucho mejor. Lo que interesa es que nos pongamos de acuerdo y seamos capaces de ayudar a la agente que lo está pasando mal y que es mucha».

La pandemia se irá y llegarán las elecciones el próximo año, ¿piensa en ellas alcalde?
«En lo que menos estoy preocupado ahora es de las elecciones, dado que sería absurdo pensar en eso y de ser así es que no estamos entendiendo nada. Hacer cosas pensando en atraer votos sería hipócrita de mi parte y además insano. Me interesan que las cosas hoy se hagan, pero no quiero sacar réditos políticos de esto como hay muchos que lo están sacando. Yo no quiero caer en ese juego porque no corresponde».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre