«Los supermercados se están lavando las manos con el ahorro de la entrega de bolsas»

0
10

14En pie de guerra se encuentran los universitarios que trabajan de empaques en los diversos supermercados de la conurbación, quienes durante la mañana de este miércoles se hicieron presentes en la reunión del Concejo Municipal de La Serena con el fin de que sus quejas fuesen escuchadas.
La razón es la reticencia que manifiestan en contra de la ordenanza municipal que, según indican, les ha traído más que inconvenientes económicos.
Así lo manifestó uno de los voceros quien destacó que «la ordenanza fue una implementación horrible del municipio porque no tuvo estudios previos y eso ha traído demasiadas consecuencias para la población, los trabajadores del supermercado y los empaquetadores».
Esto ya que, según indica, no solo la baja de hasta un cuarenta por ciento en las propinas que reciben quienes trabajan en los supermercados – y que llegan casi a un noventa por ciento en tiendas como la empresa Easy – han sido parte de las pérdidas ya que a eso suman el grueso esfuerzo físico que deben hacer ahora armando y cargando cajas es otra de las consecuencias de las que nadie parece hacerse responsable.
«Las condiciones laborales son las que nos aquejan. Ahora tenemos que andar cargando cajas todo el día, en depósitos que no son los adecuados lo que se suma a una baja en las propinas. Por ejemplo a los empaques de Easy se le acabaron las bolsas el 1 de abril, entonces muchas veces no han alcanzado ni a costear sus pasajes. Desde los otros supermercados hemos tratado de apadrinarlos y darles trabajo mientras tenemos bolsas», indicaron los jóvenes, todos pertenecientes a las diversas casas de estudio superior de la región.
A esto suman que no trabajan como empresa externa ya que son una organización totalmente independiente, lo que los dejaría un tanto a la deriva en temas laborales.

La solución que prevén, según destacan, es la que se podría aportar desde la conciencia y la educación ya que personas como «la concejala Lizana quien tiene una propuesta bastante buena que tiene que ver con que los supermercados se vean obligados a dar cuatro bolsas compostables, es decir, que estas se conviertan en abono una vez que entran en su proceso de descomposición. También le está pidiendo al municipio que haga plantas de tratamiento de compost para aprovechar estas bolsas, de hecho podrían entrar ingresos al municipio de esa misma manera, campañas de educación ambiental conciencia ambiental que no se ha hecho ninguna. Aquí los supermercados se están lavando las manos ahorrando con el ahorro en la entrega de bolsas y ni siquiera están retribuyendo con un punto verde fuera de los supermercados como lo tiene Sodimac, que es prácticamente el único punto verde y es privado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre