Madre marcha pidiendo la libertad de su hijo

0
22

Un pequeño grupo de habitantes de Caleta Hornos marcharon por calles de La Serena pidiendo liberación de un joven, actualmente en prisión preventiva, que se vio involucrado en un robo.
El 30 de diciembre de 2016 la Policía de Investigaciones, concurrió al domicilio de Sandra La Paz, madre de Maximiliano Barrera, imputado por el delito de robo con violencia. «Entraron sin orden, preguntando si conocíamos a un Maximiliano, nosotros quedamos extrañados, hacia rato que no vivía con nosotros, vivía con mi papá en Caleta San Pedro. Registraron la casa completa no sé qué buscaban, dijeron que lo buscaban por una riña y que tenía que ir a declarar», dice Sandra.
Después la policía se va a Caleta San Pedro. «Por teléfono, mi papá le decía a mi hijo que la PDI lo andaba buscando y que por favor le diera la dirección, porque mi papito como era viejito, no se sabía la dirección de la polola de mi hijo».
El motivo de la detención, según relata la madre, fue por una pelea, como le comentaron de la PDI, nunca se habló de un robo. «Había una escopeta y mi hijo en ningún momento la tocó, había un efectivo de la PDI que le decía que se ‘cargara’ que asumiera la culpa y mi hijo decía que él no era» recuerda.
«Se lo llevaron detenido y el juez dio la orden que mi hijo quedara en calidad de imputado. Todavía está en prisión preventiva desde 2016».
Maximiliano se encuentra, efectivamente en prisión preventiva, según señalaron desde la Fiscalía. Está dentro de los plazos legales, que son dos años.
«Hemos ido a varios lugares, a la intendencia, al alcalde de La Serena, Seremi de Justicia y a personas que le mostramos los papeles dicen que mi hijo es inocente, pero ellos se quedan con eso y no me ayudan en nada» señala la madre del joven.
Tatiana Barrientos, abogada de la Defensoría Penal Pública, dijo a LA REGION que «mi representado (Maximiliano) fue detenido el 31 de diciembre de 2016. Él no tiene antecedentes penales como adulto, tuvo unas causas en Responsabilidad Penal Adolecente, pero como adulto sigue limpio».
«Se encuentra en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la sociedad, según estimó el juez, por la naturaleza del delito, por ser una pena grave, de 5 años y un día para arriba, además el robo con violencia fue formalizado por el porte de arma de fuego, que sería el arma que supuestamente ocupó mi representado» añadió la defensora.
Según relata «desde agosto, cuando asumí se han hecho una serie de diligencias para poder acreditar la versión de mi representando, nosotros hicimos un peritaje de investigación, con un perito propio en donde ocurrieron los hechos y donde según mi representado se encontraba, que es bastante lejos del lugar de los hechos, además declararon testigos de la defensa en Fiscalía».
Otra diligencia que pidió la defensa fue que se pidió el celular del imputado y una triangulación de llamadas, «porque justo el día de los hechos, un poco antes de la ocurrencia y hasta media hora después, mi representado estaba conversando con otra persona y con la triangulación podría situarlo en el sector de Las Compañías, que queda distante de Caleta Hornos, donde ocurrió el delito» detalló la jurista.
Respecto a los pasos a seguir, la abogada explicó que «lo que está pendiente, con lo cual no hemos podido cerrar la causa, es la triangulación de llamadas, que eso lo hace la PDI y con eso se lleva la causa del juicio».
Consultados sobre este procedimiento, desde la PDI señalaron que hay una investigación en curso, pero no pueden referirse para no entorpecer en la indagación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre