Embotelladora Coca Cola se convertiría solo en un centro de despacho

0
89

actualidad_4Andina es la empresa que, finalmente, absorbió a la empresa Coca Cola Polar, produciéndose que la planta embotelladora ubicada en Tierras Blancas deje de serlo para convertirse solo en una filial de despacho.

Y es que Andina, una de las tres empresas en Chile que producen, embotellan y distribuyen los productos Coca Cola compró completamente a un de ellas, Polar; quedando solo dos empresas operando en todo el país. La otra es Envonor que cubre Tarapacá e Iquique.

Esta situación ha generado que desde diciembre del año pasando se vengan generando constantes despidos, afectando principalmente a quien trabajando al interior de la planta, personas con más de 20 años de servicio que pierden su fuente laboral. Ayer fue el turno de 45 personas pertenecientes al sindicato.

Freddy Bonilla, dirigente del sindicato señaló que lo que más ha preocupado es la ley que solo indemniza 11 años de servicio y no la totalidad. En el caso de Bonilla son 24 años al interior de la empresa. Es por ello que la gente del sindicato sostuvo alrededor de 10 reuniones previas en una mesa negociadora y el resultado fue que se compensaría con algunos porcentajes de dinero dependiendo de la antigüedad, pero no la totalidad de los años.

Bonilla expresó que esto es preocupante, primero por «la ley que obliga solo a reconocer 11 años de servicios cuando en las empresas hay personas que llevan el doble y no se le reconocen años de esfuerzo. Lo segundo es que se exige descentralización  y las empresas vienen acá comprar y concentran todo lo productivo en Santiago».

De hecho, Andina está despidiendo trabajadores y reduciendo exacerbadamente su personal debido a que hace más de dos años inauguró una mega planta en Renca –región Metropolitana- en donde concentra todo el proceso productivo despachando a la zona central del país y ahora a la jurisdicción que pertenecía a Polar: desde Copiapó a Los Vilos.

Serían alrededor de 450 trabajadores que mantenía Polar antes de la Compra de Andina, en donde 180 pertenecían al sindicato. Si bien, Bonilla no precisó la cantidad  exacta de despedidos dijo que se espera que en este segundo semestre venga otro recorte, el cual es inminente y ante el cual no se pueden manifestar porque se trata de una compra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre