Marcha por la no violencia contra la mujer

0
8

Se trata de una actividad organizada por el Centro Sayén del municipio de Ovalle y recorrió el sector céntrico de la capital limarina. En esta ocasión, participaron jóvenes, con el fin de crear conciencia y evitar la violencia física y psicologica en los pololeos.

Los altos índices de femicidios que registra el país han motivado a entes gubernamentales a impulsar campañas, para evitar la violencia intrafamiliar e incluso han efectuado iniciativas, para que los jóvenes en sus pololeos, no tengan estos problemas.

Lamentablemente, Ovalle no ha sido la excepción, ya que en los últimos 6 años el Centro Sayén, que funciona bajo el alero del municipio de Ovalle ha recibido más de 1700 denuncias por este delito y sólo este año han sido 233 casos, siendo las mujeres las más afectadas, quienes reciben violencia psicológica y física. Las denuncias de hombres son más bajas, ya que existe un temor de dar a conocer los hechos por miedo a burlas. Estas causas motivaron al centro Sayén ha realizar una marcha por el Paseo Peatonal Vicuña Mackenna con el objetivo de sensibilizar a la comunidad y no seguir aumentando los casos de violencia y femicidios.

Al respecto, la coordinadora del Centro Sayén, Alejandra Pozo sostuvo que esta actividad se realiza en el marco del día de la no violencia contra la mujer que se conmemora cada 25 de noviembre y aseguró «que nuestro centro siempre ha trabajado con casos de violencia intrafamiliar y atendemos mujeres que han sido víctimas de violencia psicológica, física, sexual y económica y contamos con equipos de asistentes sociales, psicólogos y abogados y una de nuestras misiones es hacer actividades masivas como estas».

En esta marcha participaron estudiantes del instituto Valle Central, quienes marcharon con carteles en sus pechos que contenían nombres de mujeres que han muerto producto de la violencia de sus parejas. Carabineros también ha apoyado esta causa y ha hecho un llamado a la comunidad a denunciar estos casos. En este sentido, la encargada de la Oficina de Violencia Intrafamiliar de la tercera comisaría de Ovalle, sargento Juana Sepúlveda recalcó que cualquier persona que «maneja antecedentes de un maltrato psicológico, físico, ya sea una mujer o un grupo familiar denúncielo al 133 o directamente al fono familia 149».

Al final de la jornada los miembros del Centro Sayén regalaron pulsera y rosas a los transeúntes, con el propósito de evitar este flagelo, que lamentablemente ha ido en crecimiento en nuestro país.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre