Médicos de Hospital de La Serena anuncian renuncia masiva por CDT y otros gremios estudian plegarse

0
15

drs

Se precipitan los ánimos en el conflicto desatado por la decisión del gobierno central de negar el financiamiento para iniciar la construcción del proyecto del Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de La Serena, concebido para complementar y descongestionar al Hospital de La Serena. Ayer el Capítulo Médico del centro asistencial anunció la renuncia de unos 70 facultativos a partir del 1 de noviembre, en caso de que no se corrija esta omisión en la partida de la Ley de Presupuesto 2016 destinada al Ministerio de Salud (Minsal).
“A partir del 1 de noviembre no vamos a venir a trabajar. Esto no es una renuncia con elástico”, declaró el doctor Sergio Soler, presidente del Capítulo Médico del Hospital de La Serena. “Sé que es una decisión súper drástica y fuerte, pero el gobierno no ha escuchado. Se han presentado todas las instancias, todos los plazos, y estamos en una etapa que es un diálogo de sordos. No hay otra opción”, enfatizó.
La medida involucra a médicos con cargos diurnos, más la paralización de funciones de una quincena de facultativos que se encuentran cumpliendo un período de devolución de horas laborales, quienes por lo mismo no pueden renunciar libremente. En la práctica, sólo se mantendrán las unidades críticas y urgencias. Un panorama incluso más sombrío si se considera que el nosocomio de La Serena es centro de referencia de la región en las especialidades de Otorrinolaringología, Urología y Oftalmología, además de contener una unidad de Oncología, por lo que no habrá atención en esas áreas en toda la red pública regional.
Soler apuntó al Minsal como responsable directo por no priorizar este pro

yecto. Más aun, aseguró que “en múltiples conversaciones con el director del Servicio de Salud (Ernesto Jorquera) se dijo que estaban los recursos y ahora se dice que el CDT no es prioridad”.
Este juicio coincide con el parecer del doctor Óscar Alarcón, director del Colegio Médico Regional La Serena, relatado en entrevista extensa publicada ayer por Diario La Región. El profesional reafirmó que la postergación del CDT “no es una decisión técnica, sino política, y en el fondo la determinación de irnos también es una forma de presionar a una decisión política. El Ministerio de Hacienda da un presupuesto y el Ministerio de Salud prioriza lo que va a hacer y no hacer. Simplemente, Salud no priorizó al CDT”.
Además, apuntó a que la decisión del gobierno no se relaciona con las urgencias financieras derivadas del terremoto y maremoto del 16-S, como se especuló en un primer momento. “El CDT debió haber estado licitado el 15 de agosto, esa decisión se postergó y se postergó. El terremoto vino a reafirmar la decisión de no hacerlo, pero no es por esa causa”, dijo.
Otros gremios
se unirían

El escenario puede llegar a ser desastroso si, como sugirieron ayer los representantes de otros estamentos de funcionarios del hospital, deciden finalmente unirse a la renuncia masiva de los médicos.
Karina Espinoza, presidenta local de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), señaló que tienen programada una asamblea general, en que se pondrá sobre la mesa “la posibilidad de renuncia masiva de todos los demás estamentos: auxiliares, técnicos, enfermeras. Renunciar y paralizar el hospital”.
La dirigente agregó que “estamos dispuestos a todo, porque tenemos muy claro que si perdemos este proyecto se pierde la normalización del hospital. Hablamos de un hospital regional, todas las derivaciones llegan acá”.
Bárbara Rojas, presidenta local de la Federación Nacional de Profesionales de la Salud (Fenpruss), dijo que “este proyecto se gestó hace 11 años, con distintos gobiernos y autoridades sectoriales, en donde la comunidad hospitalaria, llámese funcionarios, jefes de servicios, profesionales de las distintas áreas programáticas, ha trabajado arduamente”.
Asimismo, resaltó que la importancia del CDT para la comunidad hospitalaria radica en que es la única posibilidad para que el Hospital de La Serena inicie un proceso de modernización tanto en infraestructura como en dotación de personal, el cual actualmente presenta un déficit de 333 cargos.

En reunión efectuada el martes por la tarde, el Consejo Consultivo y los gremios de funcionarios del hospital acordaron iniciar una movilización pública por diversas vías. El próximo lunes 26, a las 10:00, realizarán una marcha desde el centro asistencial por las calles de la ciudad, hasta llegar a la Intendencia.
Luis Guerra, presidente de dicho consejo, destacó que “esta es una convocatoria para toda la ciudad, todos los habitantes que se sientan afectados por la bajada de presupuesto para el CDT están invitados a manifestar su desazón y su molestia por este tipo de decisiones centrales”.
De hecho, la primera acción se desarrolló el mismo martes, cuando un grupo de manifestantes mostró un lienzo con la leyenda “CDT ahora. Presidenta cumpla su promesa” en el Estadio La Portada, cuando se jugaba un partido del Mundial de Fútbol Sub-17.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre