Medirán emisiones de Carbono en árboles de la región de Coquimbo que podrían mitigar el cambio climático

0
10

7Un trabajo que contempla  analizar los recursos  forestales, con énfasis en las especies forrajeras como el Tamarugo y el Algarrobo, buscando potenciar su rol en la mitigación de los gases de efecto invernadero, así como también sus beneficios sociales y medioambientales, al evitar la erosión del suelo y regular el flujo del agua es el que realizará CONAF y el Instituto Forestal, INFOR.

El estudio permitirá vincular las especies forrajeras (recursos forestales utilizados para la alimentación del ganado) a los complejos mercados de carbono.

 Será ejecutado por el INFOR en los suelos factibles de forestar, complementado con especies como el Algarrobo, Tamarugo, Acacia saligna, Atriplex nummlaria, Atriplex repanda, entre otras, utilizando para este fin procedimientos validados internacionalmente.

Estos antecedentes se sumarán a un conjunto de estudios en distintas regiones del país, para la creación de una Plataforma de Generación y Comercio de Bonos de Carbono del sector forestal, herramienta que nace de la ENBCC, y que facilitará el acceso (a los pequeños propietarios a un mercado voluntario, en el futuro, para la transacción de bonos de CO2, contribuyendo como una fuente de ingreso adicional.

Según destaca Eduardo Rodríguez, Director Regional de CONAF, esta región concentra el 57% del ganado caprino del país y las forestaciones realizadas en décadas pasadas apuntaron justamente al uso de especies con doble propósito (reforestación y producción de forraje).

Este estudio permitirá conocer de manera más exacta la contribución que se hace con estos árboles a la mitigación del cambio climático, al actuar como verdaderos filtros que capturan los gases contaminantes y liberan aire limpio, oxígeno para la vida.

 Angelo Sartori, Jefe de la Unidad de Cambio Climático de CONAF, indicó que los resultados de este trabajo, así como también otros similares que desarrollan en otras zonas del país, quedarán a disposición gratuita de los propietarios para ser utilizados a futuro.

«En el escenario actual, es decir enfoque de proyectos y no de escalas ampliadas del territorio, cada interesado particular debe financiar por sus propios medios este tipo de trabajos, los que por sus elevados costos son una de las principales limitantes que han mermado al sector forestal como generador válido de créditos de carbono».

Entonces, CONAF, con apoyo financiero y técnico internacional y del sector privado nacional, aúna esfuerzos con entidades de prestigio en la investigación, como lo es el caso de INFOR, para disponer los resultados a libre disposición de los usuarios y con una validación internacional.

 Iván Quiroz, Investigador del Instituto Forestal, INFOR, comentó, que en términos sociales, es un proyecto relevante ya que contribuye a ser una nueva alternativa económica para los propietarios de terrenos en zonas áridas y semiáridas. «En términos ambientales, en la región impactaría sobre los procesos de desertificación».

l hecho de establecer forestaciones con especies forrajeras u otras evitan la pérdida del suelo y regula el flujo del agua, un elemento vital para la vida.

El estudio, en términos generales, considera la recopilación de antecedentes climáticos, de uso del suelo, tasas de crecimiento, entre otras variables para definir las zonas actuales potenciales para ser reforestadas en la región de Coquimbo.

En la segunda fase, se trabajará en la validación de los cálculos mencionados por parte del estándar del mercado voluntario de carbono, Verified Carbon Standard (VCS),  y otros con los que CONAF mantiene acuerdos de cooperación, para finalmente iniciar la fase del proyectos pilotos en áreas donde sea factible vincular este tipo de tendencias internacionales a actividades forestales más convencionales del norte chico como lo es por ejemplo la forestación con especies forrajeras.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre