«Mientras más se agrava la sequía, más disminuyen cupos de empleos»

0
117

En el Día del Campesino, el edil de Combarbalá, Pedro Castillo, golpeó la mesa. Y fuerte.
«Más allá del causante específico, tenemos que también entender las consecuencias que se están provocando, y que tienen que ver con la pérdida del trabajo, con la pérdida de forraje, con la muerte de los animales, con la imposibilidad de nuestros agricultores, de nuestros campesinos, de poder contar con recursos para su subsistencia, y por eso es que hemos exigido y hemos golpeado tantas puertas para pedir en representación de nuestros agricultores y pequeños campesinos el apoyo que necesitamos para poder sobrellevar esta situación», sostuvo el alcalde, también presidente de la Asociación de Municipios Rurales del Norte Chico.

Y por cierto que se deben «tomar medidas de mediano y largo plazo», asegura Castillo. Y agrega que también se deben anotar una serie de acciones que van a requerir grandes inversiones del Estado, y probablemente colaboraciones público-privado, «como aumentar los recursos del Indap para mejorar las condiciones de nuestros agricultores del secano, y mientras llegan esos recursos nosotros podamos contar con la infraestructura que permita poder atender esos requerimientos y adaptarnos a las nuevas condiciones climáticas, es urgente poder entregar una señal de real compromiso con nuestro campesinado.

Por lo tanto, acá la palabra es de nuestros parlamentarios, pues son ellos quienes tienen la posibilidad, no solamente de discutir el presupuesto de la Nación, que debe quedar aprobado antes del próximo mes de noviembre, sino también poder incluir una glosa en este presupuesto que permita contar con a lo menos 2 mil cupos de empleos de jornada completa para toda la región de Coquimbo. Es algo que ellos pueden efectuar, pueden levantar la voz, porque hay parlamentarios de otras regiones que lo han logrado, así que acá no existe ningún tipo de excusa para restarse de este llamado que nos permita contar con una glosa que cuente, a lo menos, con 7.500 millones de pesos para el año 2020, y así asegurar 2 mil cupos de empleos de jornada completa para nuestra región».

De todas las puertas que ha golpeado alcalde, ¿cuántas se han abierto?
«En enero de este año le informamos al ministro Chadwick lo que iba a ocurrir durante este año si es que no había precipitaciones, de lo urgente que era contar con los recursos. ¿Sabe? Creo que a esta altura entrar en la discusión de si se respondió rápido o tardíamente a la emergencia de la sequía, de verdad que está de más, porque más allá de las declaraciones que se pueden hacer está la realidad que uno vive a diario. Es cosa de hablar con los agricultores, con los campesinos, y pedirles su opinión, ya que son los principales afectados de cómo ha sido el mecanismo y la rapidez en la entrega de la ayuda. Creo que la región ya se hizo un diagnóstico con respecto a ello, entonces ahora hay que tomar acciones que vayan en la dirección correcta para poder ayudar a los más vulnerables, y en ese sentido la posibilidad de contar con este recurso asegurado va a evitar este peregrinaje que ocurre cada tres meses en nuestros municipios, donde las personas tienen la incertidumbre respecto a si continuarán o no los cupos de empleos. Tenemos que esperar desde la intendencia que nos den respuesta de que están analizándolo en Santiago, que el Gobierno Regional, que el Consejo Regional, por lo tanto lo que tenemos que hacer es asegurar el presupuesto ahora, y quiénes son los únicos que nos pueden dar esa posibilidad son nuestros parlamentarios».

¿Y el ProEmpleo?

A todo el problema de la escasez hídrica, Pedro Castillo suma uno que también dificulta el bienestar de su comuna y de la región, que es el ProEmplo.

«Hoy el ProEmpleo está en su mínima expresión en la región, y en la comuna de Combarbalá pasó de tener 120 cupos de empleos a solamente 12 en la última distribución, así que la reducción ha sido sistemática, y acá se ha notado un fenómeno bien particular, pues mientras más se agrava la sequía en la región, más disminuyen los cupos de empleos, por tanto las medidas están yendo en la dirección contraria a las necesidades de nuestra gente».

Así precisa que «ojalá el Gobierno pueda recapacitar sobre la forma en cómo está llevando esta situación en la región, y debe hacer una reflexión, puesto que esto no se trata de una competencia entre gobierno y oposición respecto a si se tardó o no la ayuda. Insisto, es solo cuestión de preguntarles a las personas afectadas qué opinan de la ayuda que se está entregando, y ellos tienen un diagnóstico claro y categórico».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre