Molestia con grado de indignación en Punitaqui por oficina en 2º piso

0
91

– Indignación en autoridades porque oficina no cuenta con acceso universal.

– De no solucionarse esta problemática, desde el edificio consistorial no descartan manifestaciones públicas contra el Registro Civil.

 

Indignación fue el concepto usado por el alcalde Juan Carlos Rojas, para expresar la molestia de él y vecinos de  Punitaqui, por la respuesta recibida del Director Regional del Registro Civil, Marcos Cáceres, dando cuenta que  «no es posible concretar a corto plazo el cambio de oficina».

Es la respuesta a la petición del alcalde de cambiar la ubicación de las oficinas que quedaron en un segundo piso con muchas dificultades para personas de la tercera edad o discapacitadas.

El alcalde Carlos Araya mostró su desagrado y manifestó molesto que «basta de que el Registro Civil juegue con la ciudadanía de Punitaqui».

Desde inicios de 2017 se gestiona que el Registro Civil baje del segundo al primer piso esas oficinas, sin lograrlo.

No tiene accesibilidad universal y solo dispone de «una peligrosa escalera que dificulta el acceso de adultos mayores y personas con capacidades diferentes».

Esta petición del edil punitaquino, en primera instancia fue recogida de buena forma por las autoridades del Registro Civil, incluso el actual Director, Marcos Cáceres llegó a Punitaqui en más de una ocasión y públicamente se comprometió con gestionar la accesibilidad universal.

Pero, desde el Registro Civil se manifestó que había que hacer estudios estructurales, luego un diseño y buscar financiamiento para trasladar la oficina. Apelaban a que dicha entidad pública tenía protocolos de instalaciones y no se podía ejecutar en cualquier lugar.

Donde se emplazaría el Registro Civil son dependencias de Bienes Nacionales. Por lo mismo, el jefe comunal en diciembre del 2017 se reunió con el jefe provincial de Bienes Nacionales, Gabriel Cortés  y también con el ex seremi de dicha cartera para buscar una resolución que permitiera hacer trabajos de remodelación. Esa vez se autorizó el cambio del Registro Civil al primer piso.

El alcalde Araya  señaló indagación con esta situación. «Las autoridades del Registro Civil están jugando con la ciudadanía de Punitaqui.  Basta de aquello. Es indignante que nuestros adultos mayores tengan que subir una escalera eterna para hacer sus trámites, que las personas discapacitadas les cueste demasiado llegar allí o simplemente no lo logran. Los servicios públicos deben tener acceso universal y acá en Punitaqui no existe aquello».

Agregó que «si esto no se soluciona a la brevedad, vamos a buscar otras medidas de presión.

El concejal Carlos Prado señaló que «es inconcebible que el Registro Civil esté más preocupado de temas burocráticos que del acceso universal. Considero una desfachatez lo que está sucediendo. Un mínimo de cordura le pido al Registro Civil que piense en los adultos mayores y en las personas discapacitadas», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre