Monseñor Donoso señala que la Cruz aún es de interés turístico y no religioso

0
10

ACTUALIDAD 4Monseñor Manuel Donoso se encuentra preparando  lo que será la Fiesta del Niño Dios de Sotaquí para el próximo fin de semana. De hecho, este viernes viajó a la localidad ovallina para participar del inicio de la Novena y los últimos preparativos.

Para Donoso, presidir esta fiesta religiosa es muy relevante no solo porque sea la última que encabece, sino porque  los fieles recibirán un templo renovado, digno de un santuario de la fe que tanto necesitaban en Sotaquí.

«Es una iglesia nueva, preciosa, muy bien restaurada, con todo lo que debe ser una iglesia, ya que no es iglesia solamente, sino un santuario y muy vivo, porque la gente va, porque se siente atraída», comenta Monseñor Donoso sobre Sotaquí.

La diferencia de la Cruz

A pesar de la estructura apoteósica de la Cruz del Tercer Milenio en Coquimbo, para Monseñor Donoso es difícil verla como un santuario, así como ve al Templo del Niño Dios de Sotaquí o la Basílica de Andacollo. «Ahí hay cosas que atraen y cosas que a la gente no le llaman mucho la atención. Esperamos que algún día con el Vía Crucis sea más la participación y no sea solo un monumento más bien turístico o un mirador o algo así», indicó.

El Vía Crucis al cual se refiere el arzobispo de La Serena es aquel que llegó en 2012 a Coquimbo, mandado a hacer en Italia, el cual se compone de 53 figuras, con una altura entre 1.90 a2.20 metros y 11 cruces, con una altura de hasta  3.50 metros. Todas fueron confeccionadas en bronce, en los talleres de la Fundición Domus Dei, en Italia.

El tema que le preocupa a Monseñor es que aún no se le ha dado una ubicación correspondiente alrededor del monumento, un parque, como se dijo que se haría.

«Mi interés es que la cruz de Jesús se vea junto con las figuras humanas, la cruz de Jesús no es ese monumento de cemento al lado, la Cruz de Jesús es la persona  de él que se entrega por todo, y yo antes que las puertas –a mí no se me consultó lo de las puertas- antes que las puertas yo habría preferido que estuviera instalado el Vía Crucis. Eso es muy importante», señala Donoso.

Para Monseñor, este Vía Crucis es muy artístico y está muy bien hecho, convirtiéndose en una aspiración enorme.

Respecto de todo el entorno artístico que ha rodeado a la Cruz del Tercer Milenio, con su museo y diversas donaciones y esculturas de gran valor, Donoso solo se remite a decir que esto depende de los tiempos, ya que «si la Cruz se hubiera construido ahora, seguramente  con el Papa Francisco, había habido menos cosas de las que hay».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre