Multitudinaria procesión por la Virgen del Carmen

0
369

Es la patrona del país y también de la Vicaría de La Serena, por tal razón numerosos fieles pertenecientes a las diferentes parroquias de la ciudad colonial y alrededores, se reunieron en el convento San Agustín para celebrar la Festividad de Nuestra Señora del Carmen.
Cada 16 de julio en Chile es feriado, en conmemoración del Día de la Virgen del Carmen, también conocida como la Reina y Madre de Chile.

De acuerdo a la historia, fue en este día, pero de 1251, cuando el superior de los Carmelitas, San Simón Stock, rezaba por sus religiosos y se le apareció la Virgen con el hábito de la Orden, y le entregó un escapulario en Inglaterra.

Desde allí, la devoción por la Virgen del Carmen comenzó a expandirse por el resto del mundo.

Además, cada 16 de julio se conmemora cuando en el monte Carmelo el profeta Elías defendió a su pueblo contra los paganos.

En Chile, fue en 1595 cuando los padres Agustinos inculcaron la devoción de esta Virgen, creando la primera cofradía del Carmen en 1648. La Fiesta de Nuestra Señora del Carmen se celebra en muchas partes del país

En La Serena, un gran número de feligreses manifestaron su devoción a la Virgen del Carmen en los programas organizados por la vicaría para celebrar la tradicional festividad, actividades que comenzaron en el templo Catedral, con la santa Misa al mediodía, presidida por el arzobispo René Rebolledo.

En horas de la tarde, en el convento San Agustín, y en compañía de personal representativo de las Fuerzas Armadas y de Orden, se reflexionó en torno a la figura de la Reina y Madre de Chile, para luego dar comienzo a la tradicional procesión por las calles del casco histórico de la ciudad colonial, acompañados de los bailes chinos.

Monseñor René Rebolledo mostró una gran alegría al celebrar anualmente la Santa Misa en honor a la Virgen del Carmen, «a ella queremos confiar los desafíos personales de cada uno, y los desafíos en tiempos complejos, los desafíos de la nación así como también los de la Iglesia».

«Que ella, como buena madre, interceda por todo todos nosotros», agregó.
Monseñor comentó que «hubo una demostración de cariño muy espontánea, porque en la calle un conjunto folclórico se hizo presente y ofreció una serie de cuecas en honor de la Virgen, con el entusiasmo de la gente que participó en el templo catedral y también con los pasantes en ese momento, fue muy hermoso.

Este gesto demostró el cariño que tiene la gente por la Virgen», finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre