Nueva búsqueda de Marco Roldán

0
3

9Es sin duda uno de los mayores enigmas policiales de la Región de Coquimbo y aunque no ha tenido una cobertura mediática tan grande o más permanente y a fondo como por ejemplo en el caso de la desaparición del Kurt Martinson, en San Pedro de Atacama, sus padres siempre han mantenido una incansable búsqueda mantiendo las esperanzas de encontrar nuevas pistas sobre el paradero del joven.
El 6 de enero de 2013 el ciudadano argentino Marco Roldán subió el cerro Cancana en la localidad de Cochiguaz, comuna de Paihuano. Junto a él otro amigo cordobés y un francés que habían conocido en la misma localidad elquina.
Era un grupo más de entre  los cientos de extranjeros que llegan anualmente a esa zona  del Valle de Elqui, donde habla de misticismo, contacto con seres de otros planetas, sanaciones, pero por sobre todo, de un paisaje paradisiaco.
Sin embargo, la historia de este joven estudiante fue distinta a la de los demás turistas pues ese caluroso día de verano fue la última vez que se le vio.
De eso se cumplen hoy, exactamente, cuatro años.
Sus padres han estado entre Córdoba y Chile, pero más pasan acá en la zona deambulando entre policías, tribunales, autoridades, amigos, periodistas o simplemente sin rumbo a la espera que de alguna parte surja la pista que les lleve a saber de Marco, entonces estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad Nacional de Mendoza.
Desde entonces, se han hecho esfuerzos por saber del andinista. Brigadas de Carabineros, Policía de Investigaciones y otras han rastreado el escarpado cerro. Se hallaron unas prendas de vestir, pero no hubo conclusiones policiales.

Coincidente con la fecha 6 de enero, cuando sucedió esa «desaparición», en Cadena 3 de Córdoba se anuncia que vendría a Chile una patrulla de unidades especiales de Alta Montaña, a rastrear el Cancana.

EL PADRE

«Gracias a Dios hemos tenido la suerte que nos aprobó una operación que habíamos solicitado para que viniera un equipo de especialistas de alta montaña con equipos especiales a verificar toda la zona donde se había extraviado Marco o había sido visto por última vez. Se demoró un poco pero ayer (miércoles) llegó este equipo y hoy (ayer) fuimos a la zona y están operando.Tienen equipo de alta tecnología con dos drones y equipos que pueden verificar bajo tierra», nos contó ayer  el profesor universitario, don Luis Roldán, padre de Marco.
Esta nueva búsqueda se mantendrá durante seis días.
«Son siete funcionarios, gendarmes de Argentina, apoyados por el Fiscal Regional y el GOPE de Carabineros que le dan apoyo logístico por ser fuerzas extranjeras. Siempre tenemos esperanzas. Este es un enigma policial según lo han dicho los Carabineros, entonces cualquier búsqueda que se haga en el cerro, con más tecnología, como este caso, siempre creemos que algo tiene que aparecer, no puede ser que una personas desaparecer sin dejar un rastro. Tenemos que encontrar una evidencia que nos dé un nueva camino para orientar la investigación y los pasos de lo que pudo haber pasado», afirmó.

¿Cómo han sido estos cuatro años?
– «Terrible. La verdad es que nosotros como familia estamos destruidos. Mi esposa se pasa todo el tiempo acá en Chile, yo por cuestiones laborales tuve que regresar a Argentina y este año no he podido venir pero ella ha estado todo el tiempo. Complica a la familia, que se separa, lógicamente nuestro hijo merece que sus padres hagan todo esto, con el apoyo de mucha gente de Argentina, de acá de Chile. Siempre aparece un alma caritativa que nos da una mano. Estamos ahora muy agradecidos de este Fiscal Regional, que es nuevo y que lo ha tomado como debió haber sido hace mucho tiempo. Mañana (hoy) se cumplen cuatro años y parece mentira. Gracias a Dios siempre hay una luz de esperanza. Nosotros estamos con una tristeza permanente y el estómago constantemente duro… para nosotros volver a esta zona, subir esos cerros, es una tristeza terrible pero tenemos que hacerlo, es nuestro hijo. Sabemos que él no quiso perderse, como la gente alguna vez dijo, lo conocemos y sabemos que algo pasó ahí. Esperamos que la justicia puede determinarlo prontamente. Nosotros vamos a seguir en esto, tenemos una convicción de familia, Candy, su mamá, está desesperada y terriblemente dolida, pero es lo que nos ha tocado, Dios nos ha mandado esto y somos creyentes y esperamos que en algún momento nos permita hacer luz a esto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre