«Nunca fuimos escuchados por el Senado»

0
8

SINTITULTras una serie de declaraciones cruzadas en las que participaron, la senadora Adriana Muñoz, el ministro de Agricultura, Carlos Furche y la presidenta de la Sociedad Agrícola del Norte, María Inés Figari, ayer, en la sede de la San se realizó un desayuno con la prensa local para dar a conocer las postura que tienen diversas entidades de regantes y agricultores de la zona, con respecto al cambio al Código de Aguas que está impulsando la Comisión de Agricultura del Senado.
Los dirigentes, aseguran que no han sido escuchados.
Estuvieron además, Mariela Arqueros, presidenta Junta de Vigilancia del Río Elqui, Pelayo Alonso, director de la SAN, Roberto Vega, vicepresidente de la Junta de Vigilancia del Río Limarí, Dagoberto Betancur gerente junta vigilancia del Río Elqui y Daniela Norambuena, secretaria ejecutiva de la SAN.
«Nosotros tuvimos una reunión la semana pasada donde acordamos hacer una declaración publicación haciendo ver nuestra preocupación por la forma en que se ha ido llevando adelante este proceso de reforma a la constitución porque pensamos porque nosotros como ciudadanos chilenos también tenemos derecho a tener un espacio de opinión, pero nunca fuimos escuchados por el Senado, pedí reunión contadas veces a la Senadora, nunca conseguimos una reunión y por ello nos hemos sentido dejados de lado en este gran tema que tienen ver directamente con nosotros. Si bien el agua se ha considerado bien de consumo, también hay otras actividades que la fuente principal es el agua como es la agricultura», indicó la presidenta de la SAN, María Inés Figari.
La dirigente insistió en la necesidad de ser escuchados por parte de los parlamentarios. «Pedimos que se nos de la oportunidad de poder plantear frente a este cambio de la Ley nuestra opinión. Sentimos que no hemos sido considerados. En la Cámara de Diputados tuvimos dos instancias para ir a conversar, lamentablemente partimos con la mesa de reunión completa y terminamos cinco personas, por que tampoco es la forma. Creo que hoy es el momento, nosotros somos chilenos, la Senadora es Senadora de la República, no de un partido político, por lo tanto creo que debe hacerse el tiempo para escucharnos», dijo.
También confidenció que durante la última Cumbre del Agua realizada en la Serena, intentó hablar con la Senadora Adriana Muñoz. «Se han agotado todos los medios posibles, de hecho el día que se realizó la Cumbre yo hable personalmente con la senadora, ella estaba muy molesta por declaración que habíamos hecho, cosa que a mi no me parece porque fue respetuosa y consensuada con todas principales instituciones de riego y de agricultores. Quedamos en que más tarde hablaríamos, fui a su oficina, no me pudo atender, y quedamos de encontrarnos al día siguiente y tampoco fue posible, y eso a mi me duele y apena, porque no veo que que haya una buena disposición para que todos participemos».
La dirigente aseguró, que si bien el consumo humano del agua se ha visto restringido, esta situación estaría asociada a las grandes distancias y la falta de infraestructura para poder llegar a los sectores donde hay poblaciones. «Creo que lo que se necesita es un ordenamiento del territorio. Yo le he dicho a varias personas que el tema no es cómo se está distribuyendo el agua, sino que la sequía que tenemos y  que tiene que ver con el cambio climático. No porque se cambie la Ley, se resuelve el conflicto del agua».

El director de la SAN, Pelayo Alonso explicó que: «Hay que entender que esta modificación afecta a todo Chile. ¿Por qué este revuelo en la zona nuestra?, por dos motivos; primero porque así se ha vivido una situación extrema de sequía, pero lo más importante es que la zona tercera y cuarta son las zonas agrícolas del norte. Dicho esto, también se da la condición que tres Senadores de la Comisión Hídrica son de la zona. Creo que nos compete a nosotros hacernos parte de esta discusión, porque somos parte concreta».
El dirigente, quien hasta hoy es Presidente de la Asociación de Productores de Pisco, precisó además cuál es propuesta que complica al sector. «De las cinco propuestas hay cuatro que nosotros estaríamos en principio de acuerdo, el tema radica en la quinta propuesta, que curiosamente no fue expuesta en la cumbre del agua. Esta establece el derecho privado respecto de la concesión del agua, y esa es la que nosotros no aceptamos. Estamos de acuerdo que hoy es impresentable que 50 mil familias se alimenten de un camión aljibe, no puede ser, sim embargo, esta propuesta no mejora la disponibilidad de agua. Creemos que el Estado hoy tienen la herramientas suficientes para disponer del recurso. Lo que no tiene y que no ha hecho es desarrollar la infraestructura donde el agua sí se necesita. El problema es de distribución», afirmó Alonso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre