Pasajero muere de fulminante ataque mientras viajaba en taxibús Lincosur

1
14

14Como Víctor Gerardo Araya Sepúlveda, de 45 años, se identificó a quien durante la mañana de este viernes falleció de causas naturales en una micro de recorrido de la empresa Lincosur que transitaba por la Avenida Francisco de Aguirre en La Serena.
El hombre, que durante la mañana debía de asistir a un control médico en el Cesfam Emilio Schaffauser iba en compañía de su pareja, María Figueroa.
Según manifestó Macarena Polanco, testigo presencial del hecho y quien junto a otras diez personas venían en el microbús a esa hora de la mañana. «Esto fue como a las 07:20. Veníamos a la altura del cementerio y sentimos un golpe. Yo pensé que era un golpe de afuera porque no se sintió muy fuerte adentro. A la altura del Parque Coll se bajaron unos jóvenes y ahí se dieron cuenta de que el caballero estaba caído, todos pensaban que se había desmayado y seguimos el trayecto. Su pareja iba sentada en el asiento de adelante ya que es minusválida».
Según relata la misma fuente «ella fue hacia atrás y decía que él estaba durmiendo entonces quedamos con eso». Pasadas unas cuadras, según destacó, se dieron cuenta de que no podía levantarlo por lo que le pidieron al chofer que parara en el consultorio para que pudiese ser atendido. «Junto con otra chica y el chofer nos quedamos en el consultorio para decirles que había una persona que se había caído, que no reaccionaba pero desde el consultorio no llegó nadie. Eran ya las siete y media, no había mucha gente», recalcó.
Por ello, y acorde a lo que manifestó fue su primera reacción, llamó a Carabineros quienes le indicaron que debido a la premura del evento se acercara a pedir ayuda a Bomberos. «De ahí yo me acerqué al caballero, le tomé el pulso y dije ´no, el caballero está fallecido´. Llamé al Samu y llegaron al ratito. A mí me llamó la atención porque después desde la ventana del consultorio estaban todos mirando y bueno, yo les dije «mira, nadie viene». El caballero era muy macizo para nosotras  – habíamos solo dos jóvenes – y quedamos nosotros con el chofer no más para poder ayudarlo», señaló. «Lamentablemente uno no sabe qué hacer, pedirle ayuda a quién», indicó Polanco acongojada por la situación.
Desde el Cesfam, en tanto, indicaron que la atención de emergencia se realizó en cuanto pudieron contar con personal médico ya que quienes se encontraban en el lugar eran dos administrativas que no podían prestar ayuda al paciente.
Claudia Gallardo, Directora del centro de atención Doctor Emilio Shaffausser, recalcó que «nos informaron de un paciente que al parecer estaba convulsionando y acorde a eso se llamó al Samu. En ese instante llega el personal del Cesfam y subieron inmediatamente a prestar las maniobras de reanimación al usuario que también era paciente de nosotros. Lamentablemente no se pudo reanimar. Nosotros acá empezamos a atender a las 08:00 de la mañana. Cuando llega una urgencia de riesgo vital como la que tuvimos en la mañana el protocolo es la reanimación básica que comienza en el momento», señaló, descartando la posibilidad de que la atención haya sido tardía.
Respecto al protocolo de atención destaca que «la instrucción que se da en un primer momento es llamar al 131 que es el servicio médico de urgencia ya que nosotros no podemos trasladar al paciente en nuestra ambulancia, que es una ambulancia básica. Hay que seguir los protocolos cuando uno está ante este tipo de situaciones de emergencia».

1 COMENTARIO

  1. PUEDE SER VERDAD QUE NO HABIA PERSONAL MEDICO EN EL CESFAM… PERO FUI YO QUIEN LLAMO AL SAMU ESTANDO ARRIBA DE LA MICRO, NI SIQUIERA FUERON SUS ADMINISTRATIVAS QUE EN ESE MOMENTO MIRABAN POR LA VENTAMA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre