Patricio Graff: “Estamos en la misma situación que en el primer semestre: sin nada en las manos”

0
97

Pese a tener al equipo en una privilegiada situación, dependiendo exclusivamente de ellos para conseguir el objetivo final, que es el ascenso, el técnico de Coquimbo Unido, Patricio Graff, se muestra tranquilo. Aún, dice, no ha ganado nada.

Afirma que la gente que lo reconoce en las calles porteñas no es mucha, sino más bien la que es futbolizada y que lee un poco más los diarios, como La Región, obvio, “pero hoy sigo siendo un desconocido, ya que no he conseguido nada en mi carrera como entrenador. Sí tengo un poco más de experiencia a cuando me inicié en esto del fútbol, aunque ya en la Primera B algunos clubes me conocen, saben la forma en que trabajamos, pero de verdad que sigo siendo el mismo desconocido de siempre y la gente, las pocas veces que me reconoce, lógicamente me saluda y nos entrega fuerza para seguir adelante en lo que hemos iniciado”, cuenta el técnico aurinegro, a la espera del trascendental compromiso de este domingo ante Rangers en Talca.

Aclara que “estamos sin ningún problema, todos aptos, con ganas y trabajando, no hay ninguna diferencia de lo que empezamos a comienzo de torneo con lo que estamos pasando ahora”.
Es que para Patricio Graff, el hecho de hoy estar peleando el torneo no varía mucho de cuando llegó a hacerse cargo de un equipo que año tras años veía con frustración como se le escapaba la opción de ascender de categoría.

“Nosotros siempre sentimos la responsabilidad de vestir los colores de esta camiseta y de la institución, en dejarla bien parada, porque las responsabilidades no dependen de la posición de la tabla, sino que son un trabajo de lunes a viernes, de hacerlo con seriedad, con mucha responsabilidad, con visión a lo que se va a preparar para el fin de semana. De verdad que no nos afecta la posición en la tabla y no se incrementa la responsabilidad”, sostiene.

Respecto al tiempo en que ha demorado en tener al club en lo más alto de la categoría, reconoce que “sinceramente y viendo cómo habíamos arrancado ganándole a Everton por la Copa Chile, además de los amistosos con Colo Colo y la Universidad de Chile, ganando y abultadamente, me sentía cómo en una situación en que los jugadores fueron entendiendo el mensaje y creía poder conseguir el objetivo en el primer semestre, que fue donde finalmente ascendió La Calera. Pero seguimos trabajando con las mismas ganas, con la misma ilusión y pese a que no todo depende del trabajo que uno tenga, porque hay muchas variantes que uno no puede manejar, sí esas variantes o variables esta vez han estado a nuestro favor. Pero hasta el momento no hemos conseguido absolutamente nada, pues estamos en la misma situación que en el primer semestre, sin nada en las manos”.
Puntualiza el argentino que desde su llegada al club junto a su cuerpo técnico, “hemos trabajado para conseguir los objetivos que nos hemos propuestos. Y son varios los que hasta el momento hemos conseguido, que son internamente y otros que aún no, pero seguimos trabajando para eso. Lógicamente la gente está muy contenta por la posición de la tabla y eso es el reflejo del trabajo que hemos hecho desde que llegamos, pero a veces no es directamente proporcional el trabajo y el esfuerzo con el resultado”.

En esta parte del torneo un trabajo psicológico para calmar las ansias es el mejor camino. Sin embargo, Graff cuenta que “tenemos claro que dependemos de nosotros mismos por la diferencia de puntos que tenemos con el segundo equipo en la tabla de ubicaciones, pero este semestre y desde el primer partido, comenzamos a trabajar con un psicólogo, el que queríamos que llegara antes, pero no se pudo y aunque es importante en esta parte del torneo, con él estamos desde antes y no por la situación en la que estamos hoy”.
Para Graff, la clave ha sido la conformación de una buena base, con prioridad en el trabajo formativo.

“Cuando llegamos a Coquimbo Unido había una base de muchos jugadores, donde cerca de 15 estaban a prueba y de los quedaron solamente cuatro, más lo que había y así fuimos armando en relación a los jugadores y a nuestra idea de juego, en el cual armamos el equipo. No obstante, en el segundo torneo hicimos una limpieza y una depuración más específica, en que le hemos dado mucha prioridad al Fútbol Joven. Creo que de a poco los equipos se arman, debido a que los jugadores sólo van generando confianza y solitos encuentran el momento para dar el paso hacia adelante, por lo que hoy tenemos un equipo bastante parejo en donde no hay estrellas y aunque tenemos al goleador del torneo, es a base del trabajo que hace el equipo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre