Pescadores artesanales de la región avisan que radicalizarán posiciones si el gobierno veta «Ley de la Jibia»

0
177

En alerta se mantienen los pescadores artesanales ante la posible salida al conflicto tras la aprobación de la denominada «Ley de la Jibia» en el Congreso, que aún no ha sido promulgada por parte del Gobierno.

Según trascendió, dado a que el domingo venció el plazo para que el gobierno recurriera al Tribunal Constitucional (TC) para frenar la medida, una de las alternativas se centraría en presentar un veto sustitutivo.

La región de Coquimbo es una de las 5 que participa en la extracción del recurso jibia, industria que mueve más de 20 mil millones de dólares en exportaciones, según cifras de ProChile.

A nivel local, distintos representantes de los pescadores artesanales se juntaron para manifestar su preocupación ante la no promulgación de la ley de la jibia. Elías Marambio, titular en representación del Comité de Manejo de la Jibia, señaló que «lo que estamos pidiendo es lo que se ha ganado hasta el momento, la discordia está entre el poder Ejecutivo y el Legislativo, lo que no queremos es llegar al Tribunal Constitucional, porque creemos que nos hemos ganado sanamente el derecho al recurso jibia, no voy a hablar de los otros. Este recurso lo estamos peleando y defendiendo los pescadores artesanales de una forma honesta, y el que haya equidad en el negocio de la pesca. No estamos diciendo que la industria no capture, pero que lo haga de una forma adecuada para que el recurso sea sustentable a través del tiempo y no se pierda la cultura, el recurso ni el pescado artesanal».

Respecto a la pesca de la jibia, comentó que la idea es capturarla de a una y no todas juntas, «que la industria no capture en demasía, porque son jibias de bajo tamaño, queremos que todos los chilenos trabajemos de una forma honesta y digna».

«No se está pidiendo que la industria no pille la jibia, se está pidiendo que se haga con líneas de mano, que no busquemos más argumentos o aristas a este tema, que es tan claro y evidente» agregó.

Pascual Aguilera, vocero de la Coordinadora Nacional:

Pascual Aguilera, dirigente de la pesca artesanal y vocero de la Coordinadora Nacional de Jibieros de Chile, señaló que «no es un secreto para nadie que está la ‘escoba’ en el sur del país y nosotros por acuerdo de la Coordinadora Nacional nos hemos mantenido relativamente pacíficos, no significa que vamos a permanecer siempre así, se han desarrollado una serie de actividades, entregamos una nota al Presidente de la Republica pidiendo que no haga uso de ninguna de las dos facultades que tiene, que es recurrir al Tribunal Constitucional o al veto».

«Descartamos de plano que recurra al TC, porque el plazo ya se venció, por lo que ahora solo le queda el veto, últimamente hemos recibido montones de llamadas porque el gobierno nos ha invitado a negociar el uso del veto presidencial, pero este es un proyecto que viene arrastrándose hace años y nosotros no necesitamos conversar con nadie, porque lo que queremos es regular el arte de pesca y que sea sustentable y sostenible en el tiempo», agregó.

De acuerdo al dirigente, «lo que el gobierno pretende es bajar nuestro proyecto, que se ganó democráticamente en ambas salas en el Congreso, aun así insiste en la tozudez de que este es un proyecto que le hace daño a la gran industria, con el viejo argumento de la cesantía, como si los pescadores artesanales no fueran trabajadores, y también provoca cesantía el hecho que se depreden los recursos».

Quien se encontraba prestando apoyo a los pescadores fue el concejal Fernando Viveros, quien señaló que «como concejal de la comuna de Coquimbo, primero debo acompañar a los pescadores de todo Chile y la región en esta lucha, que trata de cambiar esta macabra y perversa ley de pesca, lograr que se acabe el arrastre es una cuestión fundamental, porque necesitamos una explotación de nuestros mares que sea sostenible. Sacar cualquier producto de forma indiscriminada, ya sea pequeño o grande, hace que dañemos el ecosistema».

Asimismo, el consejero regional Javier Vega explicó que «es una ley muy participativa con todos los pescadores, y por eso apoyamos a la Coordinadora Nacional de Jibia, que se encuentra de la cuarta a la octava región, incluso el gremio se sigue ampliando, entonces, esta ley que se aprobó en ambas cámaras, y cuyo proceso está concluido, es momento de llevarla a la práctica, y que no se utilice la excusa del Tribunal Constitucional para empezar a hacer arreglos con la gran empresa».

El año pasado fue particularmente positivo y esperanzador para la pesca artesanal. Esto porque ambas cámaras del Congreso habían aprobado el proyecto de ley que buscaba modificar, en la Ley General de Pesca y Acuicultura, las técnicas para extraer jibias.

El martes pasado, la denominada «ley de la jibia» estaba lista para convertirse en ley. Sólo se necesitaba que el Presidente Sebastián Piñera diera el visto bueno para que, luego de cuatro años de espera, más de 500 mil pescadores del rubro vieran que su lucha había rendido frutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre