Precandidato presidencial Claudio Orrego se prepara para las primarias en la DC

0
10

El próximo sábado 19 de enero la Democracia Cristiana desarrollará primarias para elegir a su candidato único presidencial, para compartir en las próximas primarias a desarrollarse el 30 de junio. Es en este escenario que el ex ministro de Vivienda y alcalde Peñalolén, Claudio Orrego, llegó a la región aprovechando los 15 días de campaña que le quedan, antes de enfrentarse con la senadora Ximena Rincón y el ministro Andrés Velasco.

Es por ello que este jueves arribó en La Serena para recorrer algunas comunas de la región y enfocarse en los  días que le quedan antes de la primaria interna para seducir a la ciudadanía que vayan a votar el día 19, puesto que la elección será abierta y vinculante (militantes DC y todo aquel que no sea militante de otro partido).

Orrego señaló que hoy es un precandidato y que a partir del 20 de enero espera ser el candidato presidencial de la DC para que recién ahí parta la competencia presidencial. «Las primarias son el camino para elegir un candidato único de oposición y que en la medida que participe más gente y haya mayor debate de ideas, todos vamos a salir fortalecidos», comentó, esperando confiado tener seis meses para que la gente lo conozca y vote por él en las primarias del 30 de junio, de pasar las internas.

«Esta es una candidatura que –si gano la nominación de la Democracia Cristiana- no está para ser negociada ni para ser bajada, yo creo que si algo necesita la política chilena es aire fresco, ideas nuevas, rostros nuevos, gente que no se dé por ganadora antes de tiempo, como ocurrió en las últimas municipales, sino que de alguna manera recorramos el país tratando de interpretar ese Chile que cambió, no olvidemos que el 60% de los chilenos se quedó en la casa en la última elección», señaló Orrego, confiando que el sentido de la calma es la clave del éxito.

Se refirió a la situación de la ex Presidenta Michelle Bachelet, que para muchos es la candidata de la Concertación, indicando que «si alguien cree que si viene la ex Presidenta, todos los problemas de Chile se van a resolver  y que vamos a tener ganada la próxima elección es un pésimo consejo. El síndrome del balcón terminó destruyendo candidaturas que se dan por ganadoras, hay que hacer la pega con mucha calle».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre