Primera agresión sexual en niños ocurriría alrededor de los 8 años

0
14

actualidad_3Según el último estudio sobre maltrato infantil de la Unicef, – organismo dedicado a temas de educación en Naciones Unidas- emanado en octubre del año pasado, la edad promedio en que una víctima de abuso sexual sufre su primera agresión es a los ocho años.

El año pasado se registraron en el país altas denuncias (sin la cifra en concreto), y donde además el Sename atendió un total de 1.305 niños adolescentes como víctimas de abuso y explotación sexual.

El estudio de Unicef indica que el mayor porcentaje de abusadores en el interior de la familia son: tíos (19,4%), primos mayores (9,7%), padrastros (7%) y hermanos (4%), y que fuera del grupo familiar, el 11,5% de quienes ejercen abuso son «amigos de la familia»; el 6,2%  «alguien que no conocía, pero que había visto antes» y el 5,3% corresponde a un vecino.

Es ante estas cifras, que varios establecimientos ya han iniciado estrategias preventivas para que los escolares más pequeños aprendan a identificar un inminente abuso. Es el caso del Colegio Técnico Profesional Altué, ubicado en el sector de Tierras Blancas en Coquimbo, en donde la comunidad escolar ha puesto un alto énfasis en que los alumnos, principalmente lo más pequeños, aprendan o identifiquen cuando un adulto intente hacer algo que no corresponde.

La directora del establecimiento, Blanca Espinoza, explicó que «nosotros comenzamos el año pasado con una campaña contra el abuso sexual, repartimos folletos, volantes, lo dimos a conocer también en talleres para padres porque estamos insertos en un sector que es extremadamente vulnerable, y esta situación, si bien es cierto es transversal que ocurre en algunos sectores con mayor frecuencia, tenemos que preparar a los apoderados, enseñarles ciertas técnicas para que ellos puedan visualizar y prevenir, sobre todo cualquier situación de abuso que pudiera ocurrir dentro de sus casas, en su sector».

Asimismo, Espinoza enfatizó, a raíz de su experiencia,  que «el niño o la niña cuando son abusados cambian ciertas conductas, si controlaban esfínter dejan de hacerlo, no quieren ver a ciertas personas, dejan de dormir bien (…) a los niños más chiquititos, las profesoras de Educación Básica les enseñan con monitos cuáles son sus partes privadas, qué es lo que no tienen que permitir, que no tienen que creerle a las personas cuando les dicen que les van a dar poderes», dijo la directora en torno a cómo la comunidad educativa aborda el tema.

Es por ello, que con una campaña preventiva de entrega de cuentos y promoción de videos, la seremi de Justicia, en conjunto con Educación, iniciaron la campaña «El abuso no es un cuento». La idea es que, en el caso de los más pequeños, aprendan a decir que no ante ciertas conductas que pueda realizar algún adulto como por ejemplo colocar sus manos debajo de la ropa de los niños;  incluso si les han ofrecido regalos, poderes, dulces, o paseos.

SEREMI DE JUSTICIA 

El seremi de Justicia, Gregorio Rodríguez, señaló que con esta campaña informativa y preventiva, «lo que queremos atacar es no solo sancionar a los responsables sino que también que se trabaje con la vía de la prevención».

Rodríguez agregó que las cifras han ido aumentando, aunque se considera «muy bueno» que las cifras de denuncias se incrementen, el tema es muy preocupante, manifestó la autoridad. «El aumento de las denuncias devela que existía un porcentaje muy alto que no se estaba denunciando y que denota que los padres y menores están atreviéndose a hablar sin temor», dijo Rodríguez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre