Primera donación de placenta en Coquimbo

2
9

placenta Desde 2006, la Unidad de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Hospital San Pablo se encarga de detectar posibles donantes y gestionar la extracción de órganos y tejidos para trasplantes.

A sus 30 años, María Luisa Ardiles vivió uno de los momentos más importantes de su vida, tuvo a su pequeña hija. Pero este nacimiento no fue su única alegría, voluntariamente tomó una decisión que hizo aún más significativa esta experiencia y que podrá cambiar la realidad de otra persona más. Donó para fines médicos la placenta donde su bebé comenzó a formarse durante 9 meses.
Hoy María Luisa se encuentra completamente satisfecha con esta determinación. «Con esto puedes salvar vidas, uno no sabe si los mismos familiares de uno en algún momento van a necesitar un trasplante. Hay mucha gente que incluso ha muerto esperando que otros lo ayuden. La placenta se desecha, no se usa, otras personas la pueden ocupar y uno les está haciendo un bien al donarla» expresó.
Este es el primer procuramiento de tejidos realizado en la Región de Coquimbo, en él se logró la extracción de la membrada amniótica de la paciente para luego ser reutilizada. Lida de la Fuente, enfermera encargada de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Hospital San Pablo, explica el proceso indicando que «en el pabellón la placenta en vez de ser desechada, nosotros la tomamos,  procesamos, limpiamos y luego enviamos al Banco Nacional de Tejidos en Santiago, quienes trabajan con ella y posteriormente la envían de vuelta al hospital para ocuparla con otros pacientes».
Una vez que esta membrana es donada, tiene múltiples beneficios. Puede ser utilizada como injerto, en oftalmología, en el denominado pie diabético, para pacientes que damos, en prestaciones maxilofaciales, para agilizar los tiempos de curación de las heridas, evitar infecciones o disminuir el dolor.
Cabe destacar, que este tipo de procedimientos constituye un importante logro para el Hospital San Pablo de Coquimbo, donde se trabajó cerca de un año y medio para llevarlo a cabo, transformándose en uno de los primeros hospitales a nivel regional que entrega injertos de calidad a los pacientes que lo necesiten.

El recinto trabaja desde 2006 como Unidad de Procuramiento, teniendo la labor de gestionar la extracción de órganos y tejidos para realizar trasplantes en los hospitales de la Red Pública de Salud del país. Su rol es realizar la detección de los posibles donantes, el seguimiento de los mismos y la coordinación de todas las etapas de la donación.
La doctora Lucy Sapiaín, Médico Encargada de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Tejidos, señala que como establecimiento de salud son «la única unidad de procuramiento de la zona norte y esto beneficia a muchas personas en el hospital. Estamos creciendo, la idea ahora fue comenzar a procurar tejidos, concretar eso ha sido muy significativo. El objetivo para este año es seguir progresando».
El programa nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos es la única alternativa de tratamiento para más de 1.850 personas que tienen enfermedades catastróficas en el país.

2 COMENTARIOS

  1. Estoy embarazada y me sorprendió la noticia y al vez me entusiasmo,como no puedo donar ningún órgano mientras no muera me gustaría donar mi placenta al momento de dar a luz a mi bebé…gran motivación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre