Profesores se mueren esperando que se les pague deuda histórica

0
376

Son miles los fallecidos, también en la región de
Coquimbo. Con la pandemia han aumentado.
«Acá en la zona conozco dos casos: una colega que fue
directora en Coquimbo, que falleció producto del
coronavirus, y un profesor que estaba 
en ejercicio en Punitaqui», cuenta Jorge Munizaga,
presidente regional del Colegio de Profesores.

Ya no es solamente de carácter económico. Ya es social. Es una reivindicación de país. Son casi 40 años de espera de la denominada «deuda histórica», en la que miles
de profesores jubilados todavía siguen luchando para que el Estado
los reconozca y repare.

Muchos de ellos han fallecido esperando. En la región también. Y peor aún, por culpa de la pandemia. En Coquimbo y Punitaqui, como asegura el presidente regional del Colegio de Profesores, Jorge Munizaga.

«En el mundo cultural, político y social de Chile se sabe que la deuda
histórica existe y que debe ser cancelada, y eso para nosotros es muy
relevante y nos genera expectativas, sobre todo a aquellos que tienen más
edad y que están siendo más afectados porque tienen pensiones paupérrimas, colegas que ganan menos de 200 mil pesos mensuales después de haber entregado más de 40 años
de su vida a la educación pública.

Esos profesores se están muriendo todos los días porque no les alcanza
ni siquiera para comprar sus remedios», dice Munizaga.

Fue en enero de este año que se retomaron las conversaciones entre el Gobierno y el Colegio de Profesores en el marco de la mesa técnica para abordar una solución a
la deuda histórica.

EL GREMIO NACIONAL

Sin embargo, «en este momento el directorio nacional ha reiniciado las conversaciones en una mesa -iniciativa surgida luego del Paro Docente de 2019- donde ya se reunió una comisión del Colegio de Profesores con el Mineduc, y ya han tenido dos reuniones y esperamos que en algún instante tengamos una solución.

Así que esperamos que esta mesa negociadora que se acaba de reinstalar entre el Colegio de Profesores y el Ejecutivo -que se ha negado una y otra vez a reconocer
la deuda-, pueda tener alguna noticia alentadora para los profesores».

FALTAN MUCHOS

En 2018 se entregó un listado con el nombre de los docentes vivos
afectados por la deuda, pero tambiénde profesores que murieron esperando lo que era suyo por derecho propio, y que perdieron cuando la educación fue traspasada en 1981 del Estado a los municipios.

No obstante, para Munizaga las cifras no son las definitivas, porque
inicialmente había un número que se acerca a los datos reales, y que son
más de 84 mil profesores en todos el país, pero de esos más de 14 mil
han fallecido.

«Se publicó un listado donde aparecen los profesores vivos y también los fallecidos, pero ese listado, insisto, no es el definitivo, puesto que faltan muchos que no aparecieron en
la lista. Por ejemplo, en la comuna de Combarbalá cerca de 53 formularios de profesores no fueron incorporados».

Y agrega que «de estos, más de 14 mil profesores ya no están, fallecieron, y seguramente el número lamentablemente ha ido aumentando.

Y ahora, por efecto de la pandemia, no sabemos cuántos profesores han
fallecido en el país. Pero acá en la zona conozco dos casos: una colega que fue directora en Coquimbo que falleció producto del coronavirus, y un profesor que estaba en ejercicio en Punitaqui. Entonces esa situación se ha ido dando a nivel nacional».

Entonces, como el número no es definitivo, «una de las tareas que tiene que emprender esa mesa negociadora es regularizar el listado de los profesores que quedaron fuera
por diferentes motivos», afirma.

UN TEMA MORAL

Fue también en enero de este año cuando la municipalidad de María Elena -también oficina salitrera, cuna de los Martínez-, ubicada en la región de Antofagasta, se transformó en la primera en el país en lograr el pago de la deuda histórica a profesores. Un triunfo para los docentes, y que esperan se repita en el resto del país. En la región…

Acá, reconoce Munizaga, «tengo conocimiento que a un grupo reducido de profesores les fue cancelado en la comuna de Coquimbo…».Pese a todo, los profesores no
pierden las esperanzas. Y ven esa luz al final del túnel cuando todo un
país se suma a sus peticiones, también los diputados, que transversalmente han reconocido la existencia de la «deuda histórica».

CUESTIONES LEGALES

«Hace bastante tiempo que se aprobó un proyecto de resolución que presentamos junto a la diputada Ximena Ossandón (RN) para que se forme una mesa técnica que se haga
cargo de la ‘deuda histórica’ con los profesores, surgida a partir del traspaso de los docentes al sistema de AFP el año 81, y el no pago del bono de reconocimiento al Magisterio», dijo el diputado DC Matías Walker.

Por lo mismo, sostuvo que «creemos que es muy importante, a propósito de la discusión de la reforma previsional que tiene lugar en el Senado, después de que fuera aprobada en primer trámite en la Cámara de Diputados, y ya que hemos convocado a un gran acuerdo en materia de pensiones, que como parte de ese gran acuerdo esté presente el
pago de la ‘deuda histórica’ a los profesores. Esta es la oportunidad de
poder plantearlo y poder resolverlo».

Desde Renovación Nacional, Francisco Eguiguren señaló que «junto con la diputada (Ossandón) propusimos el año 2019, cuando se estaba construyendo el presupuesto
2020, una fórmula de pago a la ‘deuda histórica’ de los profesores. El propio Mineduc la revisó, la analizó y la encontró viable, pero sin embargo fue, para sorpresa nuestra, el
Colegio de Profesores quien la desestimó, porque para ellos había otras
prioridades más importantes en ese minuto que abordar».

Hoy las prioridades por culpa de la pandemia son otras. «Como salir
de nuestra crisis sanitaria y la reactivación del país, por ejemplo», asegura Eguiguren.
No obstante, advierte «que es un deber moral, y mientras pueda el país salir adelante y esté en condiciones de abordar nuevamente este tema, lo hagamos con la prontitud y
la seriedad que corresponde, porque esta es una promesa de décadas a más de 80 mil profesores que se les ha prometido resolver esta situación, pero siempre queda en la letra y nunca se concreta. Como sociedad debemos hacernos cargos responsablemente de esta situación y el país apenas emerja y recobre nuevamente el nivel de actividad económica,
tenemos que volver a la carga para pagarle esta ‘deuda histórica’ a los
profesores, que hoy miran con necesidad resolver esta situación»

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre