Proyecto «Minera Alturas», de Barrick, resulta de reevaluar cinturón El Indio

0
17

11

Es quizás uno de los proyectos mineros más importantes que se podrían desarrollar en los próximos años en la Región de Coquimbo. Se trata de «Minera Alturas», que le localiza a 80 kilómetro de la ciudad de Vicuña, a 130 de La Serena y 30 km al sur de la mina El Indio.
El pasado 30 de septiembre el Consejo Regional de Coquimbo entregó su recomendación favorable a la iniciativa que se encuentra en pleno proceso de evaluación ambiental y que contempla la instalación de 102 plataformas para la realización de sondajes mineros.
«Minera Alturas», vinculada a Barrick Gold, se ubicará a una altura que fluctúa entre los 4.500 y 5.200 metros sobre el nivel del mar.
Ayer, en el marco del XIV Congreso Geológico Chileno, el vicepresidente de Exploraciones Sudamérica de la compañía canadiense, Raúl Guerra, expuso nuevos antecedentes sobre dicho proyecto.

Este descubrimiento es el resultado de «una metódica reevaluación del cinturón de El Indio liderada por nuestro equipo de exploración. En el caso de Alturas, la malla de sondajes hasta el momento incluye 41 perforaciones que han sido completadas en un área de un km2», dijo Guerra.
Esta iniciativa contempla una inversión de US$70 millones. La ejecución del proyecto «se llevará a cabo en un lapso de cinco años, aunque el trabajo de terreno se acotará a las temporadas estivales, que se desarrollan entre los meses de septiembre a mayo (por condiciones climáticas no es posible trabajar en el período invernal de junio a agosto). De esta forma, en los cinco años de vida útil del proyecto se completarán cinco temporadas de perforación de hasta nueve meses de duración cada una. Si los trabajos avanzan sin inconvenientes, el tiempo podría incluso reducirse a cuatro y eventualmente a tres años (siempre en los períodos estivales)».

EVUACIÓN AMBIENTAL

Las perforaciones se ejecutarán utilizando principalmente «el método de diamantina (método húmedo que permite la obtención de testigos cilíndricos de roca con mínima fragmentación); en menor medida se contempla ejecutar sondajes mediante el método de aire reverso (método seco que permite obtener muestras de roca fragmentada o molida)».
Guerra indicó que solicitaron  la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo la suspensión de plazo que resta para finalizar el procedimiento de evaluación de impacto ambiental hasta el 29 de enero de 2016. De esta manera durante el próximo año se podría resolver la calificación ambiental de este proyecto.
«Esperamos llegar a producción en el corto plazo. Desde el descubrimiento se habla de cinco años, y esperamos que con los atrasos actuales, esos sean siete años», finalizó Guerra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre