Proyecto permitirá construcción de estanque acumulador para olivicultores de Punta Colorada

0
8

5

Hace más de un año, el pozo que utilizaban los olivicultores de Punta Colorada se secó por completo, generando pérdidas en su producción e incertidumbre respecto a su fuente laboral. Con el objetivo de reactivar la superficie plantada con olivos y modernizar el sistema de riego, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), con apoyo de Barrick Chile, puso en marcha el proyecto «Diseño e Implementación de Sistema de Riego Tecnificado», el cual beneficiará a  más de cincuenta personas.

La iniciativa contempla la construcción de un estanque acumulador cuya capacidad de 150 m3 permitirá la circulación de un caudal de 2 litros por segundo para riego, junto con una infraestructura de riego renovada, que incluirá la instalación de un sensor de nivel para control acuífero y un nuevo sistema de bombas para la extracción del recurso. El programa incorporará capacitaciones en programación del riego a los usuarios para hacer más efectiva la implementación del nuevo sistema y, por ende, aprovechar hasta la última gota.

El proyecto fue presentado por la Directora Regional de INIA, Patricia Larraín, a los agricultores del sector en una reunión realizada en la sede social de Punta Colorada. Se espera que las obras estén terminadas en diciembre de este año, de manera que los productores puedan retomar sus cultivos a la brevedad. Sin embargo, la agrupación agrícola no serán los únicos beneficiados con el nuevo pozo, ya que la comunidad entera de Punta Colorada gozará de áreas verdes remozadas con el agua que será extraída del acuífero, algo que tiene muy contentas a las familias de la localidad.

Patricia Larraín valoró este tipo de iniciativas, destacando la reactivación de la olivicultura de la zona. «Con este nuevo estanque aseguraremos el riego de cinco hectáreas de olivos que se estaban secando debido al déficit hídrico que se arrastra hace años. Lo más importante es rescatar el huerto de esta agrupación que les permite generar ingresos. Para eso INIA puso a disposición expertos en riego para evaluar la disponibilidad de agua del acuífero, y ahora no sólo tendremos agua para los olivos, sino que además para el pueblo  que tendrá nuevas áreas verdes mejorando su calidad de vida», aseguró la Directora Regional de INIA.

En tanto, Víctor Pasten, Presidente del grupo productivo «El Olivar» de Punta Colorada, agradece tanto a INIA como a Barrick por hacer posible la reactivación de su actividad productiva. «Esto es  un anhelo que tenemos hace tiempo. Poner en marcha nuevamente el sistema significa estabilidad laboral para varios de los integrantes de nuestro grupo, para quienes el huerto es su principal sustento económico. Queremos comenzar a producir lo antes posible. Aquí cultivamos una variedad de olivos de doble propósito que nos permiten elaborar aceituna de mesa y también aceite de oliva de muy buena calidad», apuntó el productor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre