Retirarían todo registro de Fco. Cox y de Piñera de Cruz del Tercer Milenio

0
936

Un báculo, un anillo y una cruz pectoral es la última evidencia de Francisco José Cox en la Cruz del Tercer Milenio. Desde enero, nada relaciona a ambos, porque sus cosas fueron retiradas y enviadas a una bodega «y para siempre», cuentan Felipe Barraza y Juan Rojas, miembros de la Agrupación Juan XXIII, quienes este miércoles sostuvieron una reunión con el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, para pedirle expresamente que la Cruz del Tercer Milenio no tenga relación alguna con los curas acusados de abusos a menores. Tampoco con aquellos sacerdotes apuntados como encubridores, como Bernardino Piñera, ex arzobispo de La Serena entre los años 1983 y 1990, y quien precedió justamente al cuestionado prelado.
De Bernardino Piñera existe hoy un báculo, pinturas al óleo, una cruz pectoral y libros con dedicatorias a Ramón Bravo, a quien Manuel Donoso, cuando era obispo, le prohibió ejercer la curía en la región, quién sabe por qué cosa. También la Plaza Cultural que fue bautizada con su nombre, que se encuentra en el segundo nivel de la Cruz.

Eso es lo que la agrupación quiere eliminar, lo que fue bien recibido por el edil, aunque para eso se requiere de un trámite mayor, que es una carta solicitando sacar el nombre y cambiarlo por otro al concejo comunal.

«Hicimos la solicitud de sacar las cosas de Bernardino Piñera, como su nombre de la Plaza Cultural. Le dijimos al alcalde que debía ser cambiado y nosotros le vamos a proponer otro nombre, seguramente Juan Pablo II u otra persona relacionada a la iglesia, que creamos tenga el valor suficiente o el reconocimiento para que la plaza lleve su nombre», dijo Felipe Barraza, vocero de la agrupación.

ALCALDE ESTARÍA DISPUESTO

Aseguró que «el alcalde se manifestó dispuesto, aunque esto debe pasar por el Concejo Municipal, así que vamos a presentar esa propuesta al concejo. Sin embargo, nos dijo que su voto, su disposición a cambiar el nombre y a sacar todas las cosas que tengan relación con esto, están. Dijo que no tenía ningún problema, que estaba dispuesto a trabajar con nosotros en todos los temas que quisiéramos, porque entendía que aquí había que hacer un bien a las víctimas, una reparación. Y esto es parte de esa reparación, aparte de sanar aquellas heridas que tienen las víctimas de Cox. Nos quedó claro que como agrupación el alcalde entiende la importancia de nuestra organización y de nuestros asuntos en particular.

Le dijimos, además, que estamos dispuestos a trabajar con el municipio, porque creemos que es la forma de cooperar para que no esté manchado un monumento como la Cruz del Tercer Milenio, y para que después no se diga que no se hizo nada, así que valoramos esa disposición que tiene el alcalde».

COX YA NO ESTÁ

«Ellos -la agrupación- me habían pedido hace un tiempo que de la Cruz del Tercer Milenio se sacara la placa que existía a Francisco José Cox, y yo accedí, y también me habían solicitado que cualquier otra cosa que perteneció a Cox se retirará. En este sentido quiero ser bastante honesto y franco, ya que el año pasado, cuando se firmó el compromiso para poder luchar por la justicia de aquellos vulnerados por parte de la iglesia, yo colaboré. Y estoy al tanto de toda la contingencia, ya sea de lo que está ocurriendo y de lo que pudiera llegar a ocurrir, así que en ese contexto la Agrupación Juan 23 tiene todo mi apoyo y colaboración».

De hecho, asegura que en este minuto «no existe ningún utensilio en la Cruz del Tercer Milenio o un objeto que le haya pertenecido a Cox, y nosotros vamos por esa vía. Como alcalde de Coquimbo siempre hemos trabajado en la protección del menor, que se viene a plasmar con la nueva creación del Departamento de la Infancia, cuya misión es colaborar y ayudar en todas las problemáticas que nuestros niños puedan tener, incluso en el tema de abuso, de problemas que pueda generar todo este tipo de investigación, donde muchas veces, y cuando un menor es abusado, tiene que ir a dar cuenta o es entrevistado, también es un daño no menor psicológico que impide que estos chicos puedan ir recuperándose de a poco. Por lo mismo, quiero dejar muy en claro que Coquimbo, y yo como alcalde, decimos no a la vulneración de los derechos infantiles, y es por eso que vamos a luchar en conjunto con las asociaciones que estén en esa línea, y agradezco estar trabajando con Juan 23 para poder buscar y empezar a educar en prevención».

BUENA DISPOSICION

Respecto a la reunión, afirmó Juan Rojas, otro miembro de la «J23», que «básicamente fue para hacer la solicitud de que en la Cruz del Tercer Milenio no hubiese ningún artículo relacionado con Francisco José Cox.
Y ante esa solicitud el alcalde mostró la mejor disposición, porque dijo que estaba con nosotros, que respalda nuestro trabajo, el trabajo de la organización, de todo lo que hemos hecho».

Afirmó que todo fue en un tono muy cordial «y eso se debió a que el alcalde fue el primero en firmar aquella solicitud de sacar el nombre de Cox de la placa que estaba en la Catedral de La Serena. Entonces le agradecemos aquella disposición y confianza que tuvo en ese minuto con nosotros, pues eso significa que tiene la voluntad y sabe en lo que estamos trabajando. Él ha seguido nuestro trabajo y está dispuesto a apoyarnos en todo lo que queremos hacer, así que bajo ese argumento nos contó que ya ordenó que en la Cruz del Tercer Milenio no puede haber nada relacionado con Cox. Y si bien las cosas fueron retiradas hace unos meses, nuevamente dio la indicación de que no puede haber nada ahí. Le reforzó la indicación al actual administrador y pronto, el 15 de mayo, visitaremos juntos la Cruz, lo que demuestra que el compromiso está».

Trabajando en la protección del menor.

En el municipio de Coquimbo, su edil Marcelo Pereira tiene una consigna: «decimos no a la vulneración de los derechos infantiles».
Y, por lo mismo, el hecho de no tener nada relacionado con Cox, acusado de abusos sexuales contra menores, reafirma estos dichos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre