Salvavidas de Avenida del Mar reclaman mejores condiciones

0
84

Este martes comenzaron una movilización, y ayer tuvieron una reunión donde no estuvo presente la delegada municipal de la Avenida del Mar, Gloria González, señalada como el verdadero problema.

Los salvavidas municipales dijeron ¡Basta de abusos! Y por eso el día martes comenzaron una movilización, acusando de ser amedrentados por su jefa Gloria González, encargada de lo que tenga que ver con el borde costero en La Serena.

Malos tratos, equipos de rescate descompuestos e inútiles, falta de los EPP’s (Equipos de Protección Personal) son algunos de los puntos que los 16 salvavidas, 2 conductores de vehículo y 2 paramédicos, exigen.

UN COMEDOR PARA VEINTE
Y UN BAÑO UNIVERSAL

Reclaman también que el comedor que utilizan no reúne las condiciones para que coman los 20 funcionarios. Ellos costean su propia agua, sus EPP, el baño es único y universal, denuncian.

«Tuvimos una reunión con Mario Aliaga (Administración y Finanzas), pero no estuvo la delegada municipal de la Avenida del Mar, aunque es con ella con quien queremos conversar. Nuestras peticiones son justas y dignas», asevera el vocero Yoel Sepúlveda (22).

Con respecto a la ausencia de la delegada municipal en esa reunión, señaló que «queremos que sea ella la que resuelva nuestros problemas y no los cargos de más arriba, puesto que es ella la que se hace cargo de nosotros».

Sepúlveda señala que como equipo de salvavidas exigen un seguro de vida, «puesto que necesitamos que todos los compañeros terminen la temporada con nosotros y también un contrato hasta el término de la temporada, que viene a ser el 15 de marzo».

Otro punto fue ser parte de la sugerencia de los EPP, «exigimos que el tractor que limpia la playa haga bien su trabajo. El equipo de salvavidas tiene muchas ganas de ser un aporte a la comunidad».

Condiciones de trabajo

«Hemos sido amedrentados, el miedo se usa para solucionar los problemas acá, ya que muchas veces nos amenazan con despedirnos. Eso demuestra la ineficacia e inoperancia de la funcionaria municipal».

«Nos dan cuatro mascarillas por semana y nos trataron de rebeldes, que nosotros debemos comprar las mascarillas, y eso no puede ser. Los equipos de rescate que tenemos en la actualidad no dan confianza: los nuevos tubos no flotan y se descosieron los amarres, tuvimos que arreglarlos nosotros. Si ese tubo de rescate se rompe en una emergencia, la persona muere y el salvavidas tiene la culpa al final, siendo que hemos reportado que los tubos no sirven por estar defectuosos», aseveró Sepúlveda.

EL ADMINISTRADOR
Y UN MEA CULPA

Mario Aliaga, por su parte, dijo que «tenemos que revisar nuestros procedimientos en términos de dotarlos de todo lo que sea necesario. Nuestros procedimientos en materia de relaciones que se deben producir y hacemos el mea culpa. Las reuniones son para escucharlos, para llegar a acuerdos y corregir aquellas cosas que están provocando algún tipo de problemas».

Agregó que «esta es la segunda reunión, pues también tuvimos una en diciembre. En esta ocasión, y conociendo las inquietudes, iniciamos un proceso de revisión en relación a los temas de implementación, y para esta temporada llevamos invertido sobre 41 millones de pesos. Y nos comprometimos a revisar todas las situaciones planteadas en términos de buscar soluciones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre