Se agrava la joven agredida con arma blanca en el cuello. Recibe unción de los enfermos

0
22

6En horas de la noche del martes, Nicol Rojas Varas, de 19 años, quien  padeció un profundo corte en su cuello, tras ser atacada en la tarde del 28 de noviembre, por la imputada Johanna Cortés Olivares, de 31 años, con un arma blanca, sufrió un agravamiento de su estado en el hospital de La Serena en que esta internada, razón por la cual recibió la unción de los enfermos, por lo que al cierre de esta edición, continuaba con riesgo vital.

Luego del ataque la joven fue derivada con paro cardiorrespiratorio  al nosocomio ovallino, en que tras ser reanimada  fue operada por los cirujanos, para  reparar  una  lesión vascular en el cuello anterior, que comprometió su tráquea herida que permitía ver sus cuerdas vocales.

Una vez que fue estabilizada, fue remitida al centro hospitalario de la capital regional, para recibir atención especializada  de doctores vasculares y de otorrinolaringólogo, quedando en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, sedada y conectada a respiración mecánica.

En los días siguientes, si bien los familiares de la joven pretendieron llevarla a una clínica privada serenense, los médicos tratantes no los recomendaron, en vista de lo delicado de su estado de salud que fue agravándose, hasta que en la  noche del martes, su cuadro pasó a complicarse seriamente por una inflamación a nivel cerebral.

Recurso de apelación

El sábado 1,  Johanna Cortés, tuvo su formalización de investigación en el Juzgado de Garantía, por parte de la fiscalía, por el cargo de homicidio calificado, en grado frustrado, de Nicol  Rojas, a quien agredió al interior de la tienda Johnson del paseo peatonal Vicuña Mackenna, en que labora como empleada de aseo.

Ese ataque habría sido motivado por los celos, ya que la pareja de la víctima había cesado su relación sentimental con Johanna Cortés, con quien tiene dos hijos en común.

Es así que Cortés, comenzó a enviar mensajes de texto vía celular en tono de amenaza,  a la trabajadora, hasta que el  28 de noviembre a las 12:40, la atacó en la tienda  con un cuchillo cartonero, con el que le propinó un corte en el cuello, huyendo hacia la calle, hasta que decidió entregarse a Carabineros a las 14:00.

Como medida cautelar  la fiscalía  solicitó al Tribunal la medida cautelar de  prisión preventiva,  la que fue concedida por el Juez Rodrigo Cortes, pero por peligro de fuga, con caución de dos millones de pesos , monto  que fue cancelado, por lo que Johanna Cortes, quedó en libertad con otras medidas cautelares.

Por eso motivo ayer el Ministerio Público  presentó en el Juzgado ovallino, un recurso de apelación en contra de la resolución del Magistrado Cortés, ya que el ente persecutor, argumentó que la decisión de dejar en prisión preventiva a la imputada, debiera ser bajo la causal que su libertad representa un peligro para la seguridad de la sociedad.

El fiscal de Ovalle, Jaime Rojas, confirmó la interposición del recurso de apelación. «Justamente tiene por objetivo revertir la resolución del juez, por cuanto expresaba que la imputada no representaría un peligro para la seguridad social, sino un peligro de fuga, con lo cual podía cancelar una caución de 2 millones de pesos».

Una vez realizado el trámite,  la fiscalía espera el día y la hora en que la Corte de Apelaciones de La Serena, fije la discusión del recurso respectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre