«SE PARALIZÓ TODO CUANDO EL EQUIPO ESTABA ENCONTRANDO SU MEJOR VERSIÓN»

0
103

El capitán de Coquimbo Unido cerró filas con el DT Germán Corengia en cuanto a la idea de juego mostrada en las primeras fechas del campeonato por los piratas, señalando que es cosa de tiempo y trabajo para que ésta sea ejecutada como el entrenador lo requiere. «Somos gente grande, somos jugadores profesionales que practicamos una idea, un método y somos nosotros quienes lo ejecutamos», apuntó el meta.

Uno de los temas que más se ha discutido durante todo este tiempo -incluso en cuarentena- es el juego que mostró Coquimbo Unido en los primeros partidos del 2020 bajo el mando del DT Germán Corengia.

Más allá de los resultados, positivos a veces, negativos en otra, los hinchas piratas manifiestan no sentirse identificados con lo que plasma el equipo en la cancha, pues dista mucho de lo que venían desarrollando las últimas temporadas: un fútbol vistoso y ofensivo.
A pesar de los reclamos contra el entrenador, éste encontró a su mejor aliado en el plantel, ya que el propio capitán en la primera entrevista concedida tras el regreso a los entrenamientos en cancha, salió a respaldarlo públicamente, tomando por parte de los jugadores una cuota de responsabilidad en cuanto al funcionamiento del equipo durante las primeras fechas del torneo.

«Los jugadores estuvimos un poco en deuda respecto a los partidos que se jugaron. Muchas veces se apunta a los lugares donde no se tiene que apuntar. Nosotros somos gente grande, somos jugadores profesionales que practicamos una idea, un método y somos nosotros quienes lo ejecutamos», comenzó analizando el meta Matías Cano, en entrevista vía Zoom.

El capitán indicó además que «se pueden discutir muchas cosas, si te gusta, si no te gusta, si te parece bien o te parece mal, pero hay que ser consecuente y coherente con lo que dicen. Nosotros entrenamos y la idea la tenemos bien clara, es la que el entrenador quiere y a veces no la podemos ejecutar porque somos un grupo nuevo de trabajo, porque llevamos desventaja con todos los equipos en cuanto a cantidad de entrenamientos, somos el único equipo que se armó en un 95% y aún así para el clásico pudimos ganar siendo mejores que ellos gran parte del partido, pudimos pasar de ronda de Sudamericana y tenemos dos partidos de local pendientes».

Para Cano, «la posición en la tabla no es alarmante, pero lo que si nos compete es el funcionamiento, el que vamos a ir encontrando a medida que nos vayamos conociendo, vayamos trabajando y a medida que vayamos tropezando también. Esto no es de un día para otro».

Según el meta, «hay muy pocos equipos en el campeonato que tienen un funcionamiento claro. Son equipos y jugadores que ya venían trabajando hace bastante tiempo juntos. Igual hay otros equipos que tienen un funcionamiento aceitado y cuando te toca enfrentar a esos rivales te desnudan algunas falencias, pero tengo la certeza que en el torneo que van a ser detalles lo que te van hacer ganar o perder y estamos trabajando en esos detalles. En la unión de grupo, en crear mancomunión, en hablar en el mismo idioma, en respetarnos entre nosotros y después salir a buscar los puntos».

Dos años y medio cumple el portero Matías Cano en Coquimbo Unido. Llegó a inicios del 2018, consiguiendo el ascenso a Primera División con los aurinegros y luego fue parte de la buena campaña que llevó al equipo a clasificar a un torneo internacional después de casi 30 años.

A su criterio, el proceso vivido cuando él se sumó al equipo es similar al actual, a pesar que para muchos, con Patricio Graff en el banco siempre se supo a lo que jugaba al equipo, además de salir a buscar el arco contrario en cualquier cancha porque es una filosofía que es intrínseca al entrenador.

«Hay descontento en gran parte de los hinchas, pero se olvidan, no tienen memoria. Tienen que acordarse que cuando me tocó llegar a mi en las primeras cinco o seis fechas también desmerecían el trabajo de Graff y después terminaron todos subiéndolo a un pedestal», dijo al respecto Cano, agregando que «entonces hay que dar tiempo, hay que tener respeto por el trabajo porque nosotros estamos rompiéndonos el lomo día a día para poder dejar al club en lo más alto e interpretar a raja tabla lo que el entrenador nos pide».

Para el arquero coquimbano,»se paralizó todo cuando el equipo estaba encontrando su mejor versión después de haber ganado el clásico y haberle ido a empatar a la «U», veníamos de clasificar en la Sudamericana también. Tuvimos muchos lesionados, no pudimos repetir el equipo, pero así y todo en el partido con Iquique se vieron facetas muy buenas de este equipo, muy cercanas a lo que se trabaja en cuanto a robar y atacar rápido, yo lo pude ver desde afuera y después lo pude ver por televisión».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre