Se pone término a toma feminista en la ULS

0
36

Luego de lograr acuerdos satisfactorios tanto para el Consejo Académico y la Asamblea de Mujeres Autoconvocadas, desde la casa de estudios anunciaron que este lunes vuelven las clases. Segundo semestre se extenderá hasta el 15 de marzo de 2019.

Luego de 82 días en toma y posteriormente en paro, la Asamblea de Mujeres Autoconvocadas lograron un acuerdo con el Consejo Académico de la Universidad de La Serena y quedaron en entregar las dependencias universitarias que aún se mantenían tomadas.
Fue el 18 de mayo, en horas de la tarde, cuando la mayoría de los funcionarios y estudiantes se había marchado, que un grupo de mujeres unidas bajo el nombre de «Asamblea de Mujeres Autoconvocadas» se tomaron los distintos campus de la ULS, buscando la reivindicación del género y la creación de un protocolo en contra de los abusos.
La movilización feminista venía gestándose en un primer momento por el contexto internacional. Los movimientos «Ni una menos» y «MeToo» llegaron a Chile y, basándose en el emblemático caso de Nabila Riffo, generaron marchas que exigían el fin de la violencia machista en contra de la mujer.
El asunto se acrecentó cuando en abril se conocieron masivas denuncias por acoso y abuso sexual contra profesores y estudiantes en distintas universidades del país, que ante pocas respuestas, motivaron tomas y paros que para sumaron hasta 18 universidades, produciéndose una masiva movilización estudiantil feminista a lo largo del país.
El movimiento se caracterizó por ser hermético, no hablar con la prensa y dar todas sus informaciones mediantes comunicados en Facebook.
En el transcurso de la toma, la Asamblea realizó marchas, talleres y distintas actividades.
Con el correr del tiempo, poco a poco fueron entregando los distintos campus, quedando solamente el bastión de Isabel Bongard en toma.
En los últimos días, mediante comunicados la ULS informaba los distintos avances que tenían con las mujeres movilizadas, dando luces que el conflicto podría estar próximo a terminar.
Este martes, luego de casi 3 tres meses de no tener clases, desde el departamento de comunicaciones de la ULS informaron que después de la Sesión Extraordinaria N°18, realizada en el campus Enrique Molina Garmedia, autoridades, decanos, consejeros académicos, asociaciones gremiales y la Federación de Estudiantes sesionaron para evaluar la posibilidad de brindar la opción de reexamen en el primer semestre de 2018, que era el único punto pendiente para completar el petitorio de los miembros de la Asamblea de Mujeres.
El Consejo Académico resolvió aprobar el punto pendiente, otorgando la opción de reexamen, de manera excepcional, para el primer semestre de 2018.
Dentro de los acuerdos, el Consejo Académico convino de manera unánime la aprobación del «Protocolo para casos de acoso laboral, sxual, psicológico, abuso de poder y discriminación arbitraria al interior de la Universidad de La Serena» y así como también el petitorio de la Asamblea de Mujeres Autoconvocadas ULS, que eran las dos banderas de lucha que tenía el movimiento.
En conjunto, fue aprobada la recalendarización de actividades académicas.
Desde la ULS informaron que este lunes vuelven las clases a la casa de estudios para terminar el primer semestre el próximo 9 de octubre. El periodo de reexámenes quedó programado desde el 22 al 26 de octubre.
El segundo semestre comenzará el 22 de octubre y se extenderá de manera ordinaria hasta el 25 de enero de 2019, quedando programado un receso entre el 28 de enero y el 1 marzo, para retomar las clases el 4 de marzo hasta el 15 del mismo mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre