Sector construcción ve con preocupación escenario de crecimiento y empleo para 2016

0
9

3Una fila de casi media cuadra se hacía notar ayer en el centro de La Serena. La conformaban decenas de hombres que, portando papeles y carpetas, esperaban frente a la sede de una empresa ubicada en Los Carrera 657, para postular a trabajar en la construcción de un nuevo edificio de oficinas.
La imagen vino a recordar una de las realidades por las que atraviesa el país: la presión sobre el empleo derivada de los puestos laborales que se han perdido, por miles, en sectores como minería y agricultura, muchos de los cuales han sido absorbidos por la construcción.
La más reciente medición de empleo realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), correspondiente al trimestre móvil septiembre-noviembre de 2015, si bien mostró una disminución en la desocupación, mostró que ocho de 15 sectores económicos sufrieron caídas netas en sus niveles de empleo, en comparación con un año atrás. En términos porcentuales, los peores descensos ocurrieron en los rubros de actividades inmobiliarias y alquiler (-19,8%), pesca (-19,2%), hoteles y restaurantes (-17,8%) y minería (-8,4%).
Fuentes del rubro constructor señalan que durante todo el año pasado se notó la presencia de un número creciente de ex trabajadores mineros buscando empleo en proyectos de edificación. Pero también se declaran preocupados por señales poco auspiciosas para el sector.
Martín Bruna, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena, recuerda que esta industria concentra actualmente cerca del 11% de la mano de obra regional. Entre enero y septiembre “nuestro rubro tuvo cuatro trimestres móviles con números positivos, respondiendo a los esfuerzos de los empresarios inmobiliarios por mantener sus proyectos y terminarlos antes de que entre en vigencia la aplicación total del IVA. No obstante, en los últimos cinco trimestres móviles (desde mayo-julio hasta agosto-octubre) hemos visto con preocupación los índices negativos”.
Según Bruna, entre los factores que explican este escenario destacan la influencia de “la actividad minera, toda vez que muchas de nuestras empresas socias son contratistas de esa industria, la que se ha visto golpeada por la baja en el precio del cobre y la judicialización de sus proyectos; esto ha postergado y retrasado sus inversiones. En el plano local, la incertidumbre económica ha infligido un golpe en las pretensiones de los inmobiliarios, quienes ya no ven el futuro tan auspicioso, toda vez que muchos de ellos han bajado a la mitad las proyecciones de iniciativas de construcción, con el consiguiente reordenamiento de su dotación de trabajadores”.
El dirigente declara que la pérdida de plazas laborales en la construcción “nos hace redoblar los esfuerzos para entregar a nuestro capital humano las herramientas necesarias para enfrentar más capacitados y preparados este escenario, pues como gremio creemos que más que un problema, representa una oportunidad para aumentar la calificación de nuestros colaboradores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre